Oración de la noche del 9 de Noviembre

Oración nocturna por los trabajadores

«Padre celestial, al cerrar los ojos en la quietud de esta noche, elevamos nuestras oraciones por todos los trabajadores, aquellos que con esfuerzo y dedicación sostienen el mundo con sus manos y corazones.

Te pedimos por aquellos que regresan a sus hogares después de un largo día, que encuentren descanso y renovación en el calor de su hogar y el amor de sus seres queridos. Que las tensiones del día se disuelvan en la paz de la noche y que sus cuerpos y mentes se repongan con el sueño reparador.

Por los que aún están en sus labores, en las fábricas, hospitales, servicios de emergencia, y tantos otros lugares, te pedimos que tu presencia les acompañe, que tu fuerza sea su soporte y tu sabiduría su guía. Que sientan la gratitud de aquellos por quienes trabajan y la satisfacción de una tarea bien hecha.

Rogamos por los que buscan empleo, que no pierdan la esperanza ni la dignidad en la búsqueda. Ilumina sus caminos con oportunidades y ábreles puertas que conduzcan a un trabajo justo y enriquecedor.

Por los que sufren injusticias en sus ambientes laborales, que tu justicia prevalezca y que encuentren en ti un defensor y un consuelo. Inspira a los líderes y a los encargados de tomar decisiones para que actúen con equidad y compasión.

Bendice el trabajo de nuestras manos, que a través de nuestras labores cotidianas podamos contribuir a la construcción de tu Reino, donde cada trabajo, por pequeño que sea, es un reflejo de tu obra creadora.

Concede a todos los trabajadores tu paz y tu protección, y que al despertar a un nuevo día, lo hagan con renovadas fuerzas y esperanza.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

Amén.»

Reflexión

Hermanos y hermanas,

Al final de este día, cuando el sol ya se ha puesto y la noche nos envuelve con su manto de estrellas, hemos elevado una oración por todos aquellos que con sus manos y su sudor, construyen, cuidan y mantienen vivo el pulso de nuestro mundo: los trabajadores.

Es fácil olvidar, ¿saben? Olvidar que detrás de cada servicio, cada producto, cada comodidad que disfrutamos, hay rostros, hay historias, hay vidas entregadas a la noble tarea del trabajo. A veces, nos perdemos en nuestras propias preocupaciones y olvidamos mirar a aquellos que, aún a esta hora, siguen laborando o aquellos que, con preocupación, buscan un empleo digno.

Nuestra oración de esta noche es un recordatorio, un recordatorio de que no estamos solos, de que somos una comunidad, un cuerpo en Cristo, donde cada miembro es valioso, donde cada esfuerzo cuenta, donde cada trabajo es un hilo en el tejido de nuestra sociedad.

Pero también es una invitación, una invitación a ser agradecidos, a ser conscientes, a ser solidarios. A recordar que, como nos enseñó Jesús, el mayor entre nosotros es el que sirve. Y cada trabajador, de cualquier oficio, está dando un servicio. ¿No es eso acaso una imagen viva del Evangelio?

Así que, mientras nos preparamos para descansar, llevemos en nuestro corazón esa gratitud y esa consciencia. Y mañana, cuando nos encontremos con el panadero, el conductor del autobús, el médico, el barrendero, miremos sus rostros y recordemos nuestra oración de esta noche. Y quizás, solo quizás, una simple sonrisa o un «gracias» sincero sea la forma más hermosa de hacer viva esta oración.

Que descansen, y que la bendición de Dios, que nunca se cansa de trabajar por nosotros, les acompañe siempre.

Buenas noches.

Oraciones anteriores

Oración de la noche del 26 de Febrero

«Amado Padre, al cerrar mis ojos en esta noche, vengo a Ti con un corazón agradecido por las bendiciones recibidas a lo largo del día. En este momento de quietud …

Oración de la mañana del 26 de Febrero

«Señor, al amanecer de este nuevo día, el primero de la semana, vengo ante Ti …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 26 de Febrero de 2024

Primera lectura Lectura de la profecía de Daniel (9,4b-10) «¡Ay, mi Señor, Dios grande y terrible, que guarda la alianza y es leal con los que lo aman y cumplen …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 25 de Febrero de 2024

Lecturas del Domingo 2º de Cuaresma – Ciclo B Primera lectura Lectura del libro del …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *