Oración de la noche del 4 de Diciembre

«Amado Señor, conforme se cierra este día 4 de Diciembre, nos recogemos en la quietud de la noche para agradecerte por todas las bendiciones recibidas. Gracias por el regalo de la vida, por los momentos de alegría y también por los desafíos que nos han hecho más fuertes y sabios.

En esta noche, te pedimos que tu paz reine en nuestros corazones. Como dice en Filipenses 4:7, «Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestras mentes en Cristo Jesús». Que esa paz divina nos envuelva y nos prepare para el descanso, liberándonos de las preocupaciones y ansiedades del día.

Te rogamos, Señor, por aquellos que no tienen un techo donde descansar, por los enfermos y por todos aquellos que se sienten solos o desesperanzados. Que sientan tu presencia consoladora y tu amor infinito.

Concede a cada uno de nosotros un sueño reparador y despiértanos con renovadas energías y un espíritu dispuesto para servirte y amarte en un nuevo día.

En el nombre de Jesús,

Amén.»

«La paz comienza con una sonrisa» – Madre Teresa de Calcuta

Reflexión

Mis queridos hermanos y hermanas,

Al finalizar este día, me gustaría compartir con ustedes algunas reflexiones sobre nuestra oración nocturna. Es en la calma de la noche donde a menudo encontramos el espacio para reflexionar sobre nuestras vidas, nuestras decisiones y el propósito que Dios tiene para cada uno de nosotros.

Esta noche, hemos pedido por la paz, esa paz que solo Dios puede dar. En un mundo a menudo agitado y lleno de incertidumbres, esa paz es como un faro de luz en la oscuridad. Recordemos que no importa lo que enfrentemos, Dios está con nosotros, ofreciéndonos su paz y su amor incondicional.

Además, hemos orado por aquellos que están en situaciones difíciles. Esta es una hermosa expresión de nuestra fe y compasión. Al extender nuestras oraciones hacia otros, estamos practicando el amor al prójimo, un mandamiento esencial de nuestra fe.

Quiero animarles a que lleven esta sensación de paz y amor en sus corazones, no solo esta noche, sino en cada día. Que la serenidad de esta noche nos recuerde siempre que, no importa lo que pase, estamos en las manos amorosas de Dios.

Y recuerden, «la paz comienza con una sonrisa», como decía la Madre Teresa. Que esa sonrisa y esa paz sean parte de nuestras vidas.

Que tengan una noche bendecida y un descanso reparador.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la noche del 26 de Febrero

«Amado Padre, al cerrar mis ojos en esta noche, vengo a Ti con un corazón agradecido por las bendiciones recibidas a lo largo del día. En este momento de quietud …

Oración de la mañana del 26 de Febrero

«Señor, al amanecer de este nuevo día, el primero de la semana, vengo ante Ti …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 26 de Febrero de 2024

Primera lectura Lectura de la profecía de Daniel (9,4b-10) «¡Ay, mi Señor, Dios grande y terrible, que guarda la alianza y es leal con los que lo aman y cumplen …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 25 de Febrero de 2024

Lecturas del Domingo 2º de Cuaresma – Ciclo B Primera lectura Lectura del libro del …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *