Oración de la noche del 17 de Noviembre

«Señor Todopoderoso,

En esta tranquila noche de Noviembre, levanto mis pensamientos y mi corazón hacia Ti, lleno de gratitud por las bendiciones recibidas durante el día. Te agradezco por cada momento de alegría, cada desafío superado y cada lección aprendida.

En la quietud de esta noche, reflexiono sobre Tus palabras en Salmo 46:10, «Estad quietos, y conoced que yo soy Dios«. Señor, en medio del ajetreo diario, esta invitación a la quietud y reflexión me recuerda la importancia de detenerme, de buscar Tu presencia y de escuchar Tu voz.

Te pido, Padre amado, que brindes descanso y paz a todos aquellos que se sienten cansados y agobiados. Que esta noche sea un refugio de calma y renovación. Ayúdanos a dejar nuestras preocupaciones en Tus manos, confiando en que Tú cuidarás de nosotros.

Te ruego por aquellos que enfrentan dificultades, ya sean de salud, emocionales, económicas o espirituales. Que encuentren en Ti consuelo, fuerza y esperanza. Ilumina sus caminos y llénalos de Tu amor y sabiduría.

Mientras nos preparamos para descansar, te pido que nuestro sueño sea reparador y que al despertar, estemos listos para recibir un nuevo día con energía y optimismo, siempre guiados por Tu luz y Tu verdad.

En el nombre de Jesús,

Amén.»

Reflexión

Queridos amigos y hermanos en la fe,

Al finalizar este día, quiero compartir con ustedes algunas reflexiones que surgen del corazón. La noche nos invita a la quietud, a un momento de introspección y conexión con Dios. Es un tiempo precioso para reflexionar sobre nuestras vidas, nuestras decisiones y el camino que estamos siguiendo.

La oración de esta noche nos lleva a recordar el Salmo 46:10 y la importancia de estar quietos para reconocer a Dios en nuestras vidas. En nuestra rutina diaria, es fácil perder de vista la presencia de Dios, pero es en estos momentos de quietud donde realmente podemos sentir Su presencia y escuchar Su voz.

Esta noche, mientras nos preparamos para el descanso, les invito a dejar a un lado las preocupaciones del día y a confiar en que Dios está cuidando de nosotros. Él conoce nuestras necesidades, nuestros deseos y nuestras luchas. En Su presencia, encontramos la paz y el descanso que tanto necesitamos. Y recuerden, aunque nos enfrentemos a retos y momentos difíciles, no estamos solos. Dios está con nosotros, guiándonos y sosteniéndonos con Su amor infinito..

Que esta reflexión nos llene de tranquilidad y esperanza, recordándonos que en el silencio y la quietud de la noche, podemos encontrarnos más cerca de Dios y de Su amor que nos sostiene y nos guía.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la noche del 26 de Febrero

«Amado Padre, al cerrar mis ojos en esta noche, vengo a Ti con un corazón agradecido por las bendiciones recibidas a lo largo del día. En este momento de quietud …

Oración de la mañana del 26 de Febrero

«Señor, al amanecer de este nuevo día, el primero de la semana, vengo ante Ti …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 26 de Febrero de 2024

Primera lectura Lectura de la profecía de Daniel (9,4b-10) «¡Ay, mi Señor, Dios grande y terrible, que guarda la alianza y es leal con los que lo aman y cumplen …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 25 de Febrero de 2024

Lecturas del Domingo 2º de Cuaresma – Ciclo B Primera lectura Lectura del libro del …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *