Oración de la noche del 11 de Diciembre

«Padre Celestial, al cerrar este día 11 de Diciembre, nos reunimos en la quietud de la noche para expresarte nuestra gratitud y buscar tu paz. Gracias por las experiencias de este día, por las lecciones aprendidas y por tu presencia constante que nos guía y nos sostiene.

En esta hora de descanso, te pedimos que calmes nuestras mentes y reconfortes nuestros corazones. Ayúdanos a soltar las preocupaciones y los desafíos que hemos enfrentado, confiando en tu providencia y amor. Como nos enseñas en Salmos 4:8, «En paz me acostaré, y asimismo dormiré; Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado».

Rogamos por aquellos que se sienten agobiados por el estrés o la ansiedad. Que encuentren en Ti un refugio y un descanso renovador. Inspíranos a ser una fuente de consuelo y apoyo para ellos, reflejando tu amor y compasión en nuestras acciones.

Te pedimos también por un despertar renovado y lleno de esperanza para el día de mañana. Que nuestras palabras y acciones sean un testimonio de tu bondad y misericordia en el mundo.

Por Cristo, nuestro Señor,

Amén.»

«En paz me acostaré, y asimismo dormiré»

Reflexión

Queridos miembros de nuestra comunidad,

Mientras reflexionamos sobre nuestra oración de esta noche, quisiera compartir con ustedes la importancia de encontrar paz y descanso en Dios al final del día. La noche es un momento para dejar nuestras cargas a los pies del Señor y confiar en que Él cuidará de nosotros.

Hoy, hemos pedido que Dios calme nuestras mentes y reconforte nuestros corazones. En un mundo que a menudo parece acelerado y exigente, es vital recordar que nuestra verdadera paz y descanso se encuentran en la presencia de Dios.

También hemos recordado a aquellos que luchan con el estrés y la ansiedad. Como comunidad de fe, estamos llamados a ser un apoyo para ellos, mostrando la compasión y el amor que Dios nos ha mostrado.

Que esta oración nocturna nos recuerde la importancia de confiar en Dios y de descansar en su amor. Al hacerlo, nos preparamos para enfrentar un nuevo día con esperanza y energía renovada. Y como el Salmo 4:8 nos recuerda, «En paz me acostaré, y asimismo dormiré». Que esta promesa de paz y descanso sea una realidad en nuestras vidas esta noche y siempre.

Que tengan una noche tranquila y reparadora.

Espero que estas palabras les brinden consuelo y fortaleza, recordándoles la paz y el descanso que se encuentran en la presencia de Dios.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 3 de Marzo

«Oh Señor, al alba de este 3 de marzo, nos presentamos ante Ti, con almas que anhelan ser llenadas de Tu presencia y sabiduría, para reflexionar sobre un tema que …

Oración de la noche del 2 de Marzo

«Amado Padre Celestial, conforme el sol se pone este 2 de marzo, nos reunimos en …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 2 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura de la profecía de Miqueas (7,14-15.18-20) «Pastorea a tu pueblo, Señor, con tu cayado,al rebaño de tu heredad,que anda solo en la espesura,en medio del bosque;que se …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 1 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura del libro del Génesis (37,3-4.12-13a.17b-28) «Israel amaba a José más que a todos …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *