Oración de la noche del 10 de Diciembre

«Padre Celestial, en esta tranquila noche de Domingo, el 10 de Diciembre, nos reunimos en oración al finalizar la semana y al anticipar la llegada de una nueva. Gracias por las experiencias, tanto las alegres como las desafiantes, que hemos vivido en estos días pasados.

En la calma de esta noche, te pedimos descanso y renovación para nuestras almas. Que podamos reflexionar sobre las lecciones aprendidas y las bendiciones recibidas, y que nuestros corazones se llenen de gratitud por tu guía constante. Como dice en Salmos 4:8, «En paz me acostaré, y asimismo dormiré; Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado».

Te rogamos que nos prepares para la semana que está por comenzar. Que enfrentemos cada día con renovada energía, sabiduría y una disposición para hacer Tu voluntad. Ayúdanos a ser ejemplos de Tu amor y gracia, y que podamos llevar Tu luz a aquellos que nos rodean.

Por aquellos que enfrentan incertidumbres o desafíos en la semana que se avecina, te pedimos que les brindes fuerza y esperanza. Que cada uno de nosotros pueda ser un instrumento de Tu paz y consuelo en sus vidas.

En el nombre de Jesús,

Amén.»

«Que esta noche nos recuerde la importancia de descansar en Dios, confiando en que Él nos preparará para los días por venir.»

Reflexión

Queridos hermanos y hermanas,

En esta noche de Domingo, al cerrar una semana y prepararnos para otra, quiero compartir con ustedes algunas reflexiones sobre el descanso y la renovación que encontramos en Dios. Cada semana nos trae sus propios desafíos y bendiciones, y es importante tomar un momento para agradecer y reflexionar.

Hemos pedido a Dios que nos renueve y nos prepare para lo que viene. Es en estos momentos de quietud y oración donde podemos encontrar la fuerza y la claridad para enfrentar una nueva semana. Recordemos que, sin importar lo que enfrentemos, Dios está con nosotros, guiándonos y apoyándonos.

También hemos orado por aquellos que enfrentan incertidumbres. Como comunidad, estamos llamados a apoyarnos unos a otros, compartiendo la esperanza y el amor que encontramos en Cristo.

Que esta noche nos recuerde la importancia de descansar en Dios, confiando en que Él nos preparará para los días por venir.

Y recordemos siempre, como dice el Salmo 46:10, «Estad quietos, y conoced que yo soy Dios». En la quietud de esta noche, busquemos la presencia de Dios y permitamos que Él renueve nuestras almas.

Que tengan una noche de paz y un inicio de semana bendecido.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 4 de Marzo

«Señor Dios Todopoderoso, en este luminoso inicio de semana, me presento ante Ti con un corazón lleno de esperanza y una mente abierta a la sabiduría que solo Tú puedes …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 3 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura del libro del Éxodo (20,1-17) «En aquellos días, el Señor pronunció las siguientes palabras: «Yo soy el Señor, tu Dios, que te saqué de Egipto, de la …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 2 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura de la profecía de Miqueas (7,14-15.18-20) «Pastorea a tu pueblo, Señor, con …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *