Oración de la mañana del 9 de Diciembre

«Señor Misericordioso, en esta hermosa mañana del 9 de Diciembre, venimos ante Ti con corazones llenos de gratitud y esperanza. Gracias por el regalo de un nuevo día, por el cálido sol que ilumina nuestras vidas y por el aire fresco que nos revitaliza.

Hoy, te pedimos sabiduría y fortaleza para enfrentar los desafíos del día. Que podamos ser instrumentos de Tu paz y amor en cada interacción con los demás. Ayúdanos a recordar las palabras de Filipenses 4:13, «Todo lo puedo en Cristo que me fortalece», especialmente en momentos de dificultad.

Rogamos por aquellos que se encuentran en situaciones de desafío, ya sea por problemas de salud, dificultades emocionales o crisis económicas. Que encuentren en Ti su refugio y su fortaleza, y que nosotros podamos ser un apoyo y una fuente de consuelo para ellos.

Bendícenos en este día para que nuestras acciones reflejen Tu amor y Tu gracia, y que podamos ser luces brillantes en un mundo que a menudo necesita de Tu esperanza y misericordia.

En el nombre de Jesús,

Amén.»

«Es dando como recibimos.« – San Francisco de Asís

Reflexión

Querida comunidad,

Al contemplar nuestra oración matutina, quisiera reflexionar sobre la fortaleza y la sabiduría que Dios nos ofrece cada día. En un mundo que constantemente nos presenta retos y dificultades, es vital recordar que nuestra fuerza no proviene de nosotros mismos, sino de Cristo que vive en nosotros.

Hoy, hemos pedido ser instrumentos de paz y amor, recordando que cada encuentro con otra persona es una oportunidad para reflejar el amor de Dios. En nuestras palabras, en nuestros actos, incluso en nuestros pensamientos, tenemos la capacidad de ser un testimonio viviente del amor de Cristo.

También hemos recordado a aquellos que están enfrentando dificultades. En nuestra jornada diaria, no olvidemos mirar a nuestro alrededor y extender nuestras manos a quienes necesitan apoyo y consuelo. En hacerlo, no solo ayudamos a los demás, sino que también crecemos en nuestra propia fe y comprensión del amor de Dios.

Que este día sea una oportunidad para vivir con propósito, sabiendo que «todo lo podemos en Cristo que nos fortalece». Que esta promesa nos guíe y nos dé fuerzas en cada paso que demos.

Y como recordaba San Francisco de Asís, «Es dando como recibimos». Que en cada acto de dar, encontremos la verdadera alegría y satisfacción que viene de servir a Dios y a nuestro prójimo.

Que tengan un día bendecido y lleno de oportunidades para amar y servir.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 3 de Marzo

«Oh Señor, al alba de este 3 de marzo, nos presentamos ante Ti, con almas que anhelan ser llenadas de Tu presencia y sabiduría, para reflexionar sobre un tema que …

Oración de la noche del 2 de Marzo

«Amado Padre Celestial, conforme el sol se pone este 2 de marzo, nos reunimos en …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 2 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura de la profecía de Miqueas (7,14-15.18-20) «Pastorea a tu pueblo, Señor, con tu cayado,al rebaño de tu heredad,que anda solo en la espesura,en medio del bosque;que se …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 1 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura del libro del Génesis (37,3-4.12-13a.17b-28) «Israel amaba a José más que a todos …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *