Oración de la mañana del 5 de Diciembre

«Señor Todopoderoso, en este radiante amanecer del 5 de Diciembre, nos reunimos en oración para empezar el día con gratitud y esperanza. Te agradecemos por el don de un nuevo día, por el aire que respiramos y por la oportunidad de vivir y servir en Tu nombre.

En esta mañana, te pedimos que nos guíes en cada paso y decisión. Que nuestras palabras y acciones reflejen Tu amor y bondad. Así como el salmista declara en el Salmo 143:8, «Hazme oír por la mañana tu misericordia, porque en ti he confiado. Hazme saber el camino por donde ande, porque a ti he elevado mi alma».

Señor, ayúdanos a ser instrumentos de Tu paz en un mundo que a menudo parece dividido y conflictivo. Que podamos ser constructores de puentes y portadores de esperanza para aquellos que nos rodean.

Te rogamos también por aquellos que enfrentan dificultades y desafíos en este día; que encuentren en Ti su refugio y fortaleza. Y que nosotros, como Tu pueblo, seamos un reflejo de Tu compasión y amor incondicional.

En el nombre de Jesús,

Amén.»

«En cada interacción, en cada palabra y en cada gesto, tenemos la oportunidad de reflejar el amor de Dios«

Reflexión

Querida comunidad,

Mientras reflexionamos sobre nuestra oración matutina, quiero recordarles la importancia de comenzar cada día con un corazón agradecido y una actitud de servicio. Cada nuevo día es una oportunidad que Dios nos da para hacer la diferencia en el mundo y en la vida de las personas que nos rodean.

El Salmo que citamos esta mañana nos invita a confiar en la misericordia de Dios y a buscar Su guía. En un mundo que constantemente nos empuja a la prisa y la preocupación, es vital recordar que nuestra verdadera guía y confort viene de Dios. Él es nuestro refugio seguro y la fuente de nuestra esperanza.

Además, nuestra oración de hoy nos recuerda la responsabilidad que tenemos de ser portadores de paz y amor. En cada interacción, en cada palabra y en cada gesto, tenemos la oportunidad de reflejar el amor de Dios. No subestimemos el impacto que podemos tener en la vida de los demás.

Y, por último, en momentos de dificultad o incertidumbre, recordemos que no estamos solos. Dios está con nosotros, ofreciéndonos su fuerza y sabiduría. Como comunidad, apoyémonos mutuamente, creciendo en fe y amor.

Que tengan un día bendecido y lleno de oportunidades para servir y amar.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la noche del 26 de Febrero

«Amado Padre, al cerrar mis ojos en esta noche, vengo a Ti con un corazón agradecido por las bendiciones recibidas a lo largo del día. En este momento de quietud …

Oración de la mañana del 26 de Febrero

«Señor, al amanecer de este nuevo día, el primero de la semana, vengo ante Ti …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 26 de Febrero de 2024

Primera lectura Lectura de la profecía de Daniel (9,4b-10) «¡Ay, mi Señor, Dios grande y terrible, que guarda la alianza y es leal con los que lo aman y cumplen …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 25 de Febrero de 2024

Lecturas del Domingo 2º de Cuaresma – Ciclo B Primera lectura Lectura del libro del …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *