Oración de la mañana del 4 de Enero

«Señor Todopoderoso, al recibir la luz de este nuevo día, el 4 de Enero, me acerco a Ti con un espíritu lleno de gratitud y expectativa. Gracias por la frescura de esta mañana, por la oportunidad de vivir otro día y por las infinitas posibilidades que nos ofrece.

En este día, te pido que nos ilumines con tu sabiduría y tu amor. Que nos guíes en nuestras decisiones y que nos ayudes a actuar con bondad, integridad y compasión. Inspíranos a buscar el bien en cada situación y a ser un reflejo de tu amor en el mundo. Como nos enseñas en Filipenses 4:13, «Todo lo puedo en Cristo que me fortalece», que esta promesa sea nuestra fuente de fuerza y esperanza en cada desafío que enfrentemos.

Te rogamos por aquellos que inician este día con dificultades o preocupaciones. Que sientan tu presencia reconfortante y que nuestra comunidad sea un espacio de apoyo y amor. Que podamos ser portadores de esperanza y alegría, mostrando tu luz en cada palabra y cada acción.

Bendícenos en este día para que podamos ser instrumentos de tu gracia, llevando tu mensaje de paz y esperanza a todos los que nos rodean.

Por Cristo, nuestro Señor,

Amén.»

«Que la luz de este nuevo día nos anime a caminar con fe y alegría, sabiendo que cada paso que damos está guiado por la amorosa mano de Dios.»

Reflexión

Queridos amigos y miembros de nuestra comunidad de fe,

Mientras nos adentramos en las primeras horas de este 4 de Enero, siento el deseo de compartir con ustedes, en un tono de amistad y cercanía, mis pensamientos sobre este nuevo día y el regalo que representa. Como su párroco, y más aún, como alguien que camina junto a ustedes en este viaje de la vida, cada nuevo amanecer me recuerda la bondad y la generosidad de Dios.

En nuestra oración de esta mañana, hemos buscado la guía y la inspiración de Dios para el día. Personalmente, encuentro en la oración matutina un momento de conexión profunda con Dios, donde puedo ofrecerle mis esperanzas, mis preocupaciones y mis sueños para el día. Es un recordatorio de que, con Dios a nuestro lado, podemos enfrentar cualquier desafío con confianza y esperanza.

También hemos pensado en aquellos que pueden estar luchando en estos primeros días del año. A lo largo de mi caminar en la fe, he aprendido que nuestras oraciones y nuestro apoyo mutuo pueden ser un faro de luz y esperanza. Nos recuerda que, como comunidad, somos más fuertes juntos, capaces de compartir las cargas y celebrar las alegrías.

«Que la luz de este nuevo día nos anime a caminar con fe y alegría, sabiendo que cada paso que damos está guiado por la amorosa mano de Dios.»

Que este día nos traiga momentos de paz, de crecimiento y de alegría compartida, recordándonos que en cada nuevo comienzo, Dios está con nosotros.


Que estas palabras les sirvan de inspiración y aliento, recordándoles comenzar cada día con Dios y compartir su amor y luz con todos a su alrededor, fortaleciendo así nuestra comunidad de fe.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 4 de Marzo

«Señor Dios Todopoderoso, en este luminoso inicio de semana, me presento ante Ti con un corazón lleno de esperanza y una mente abierta a la sabiduría que solo Tú puedes …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 3 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura del libro del Éxodo (20,1-17) «En aquellos días, el Señor pronunció las siguientes palabras: «Yo soy el Señor, tu Dios, que te saqué de Egipto, de la …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 2 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura de la profecía de Miqueas (7,14-15.18-20) «Pastorea a tu pueblo, Señor, con …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *