Oración de la mañana del 24 de Octubre

Queridos hermanos y hermanas,

Comenzamos este nuevo día con el corazón lleno de esperanza y con la mirada puesta en el Señor. Sabemos que cada amanecer es una nueva oportunidad que Dios nos da para seguir adelante, para crecer, para amar y para ser mejores personas.

«Señor, te damos gracias por este nuevo día. Gracias por la vida, por la salud, por la familia, por los amigos y por todas las bendiciones que nos das. Te pedimos que nos llenes de tu Espíritu Santo, que nos des la sabiduría y la fortaleza necesarias para enfrentar los retos de este día.

Te presentamos nuestros proyectos, nuestros sueños y nuestras metas. Sabemos que con tu ayuda todo es posible. Te pedimos que nos guíes, que nos ilumines y que nos acompañes en cada paso que demos. Que nada ni nadie nos aparte de tu camino y que siempre podamos contar con tu protección y tu amor.

Señor, te pedimos también por todos aquellos que están pasando por momentos difíciles, por los enfermos, por los que no tienen trabajo, por los que están solos o se sienten desesperados. Dales tu consuelo, tu paz y tu esperanza.

Confiados en tu amor y en tu misericordia, comenzamos este día. Que todo lo que hagamos sea para tu mayor gloria y para el bien de nuestros hermanos.

Amén.»

Reflexión

Hoy hemos elevado una oración que nos recuerda la importancia de comenzar cada día con esperanza y fe en el Señor. Es tan fácil dejarnos llevar por las preocupaciones, los miedos y las dudas, especialmente cuando enfrentamos desafíos en nuestros proyectos y sueños. Pero, ¿no es reconfortante saber que no estamos solos en esto? Que hay un Dios amoroso que nos acompaña en cada paso, que nos escucha y que quiere lo mejor para nosotros.

La oración de esta mañana nos habla de confianza. De confiar en que, pase lo que pase, Dios está a nuestro lado. Nos invita a presentarle nuestros proyectos, no como una lista de deseos, sino como una forma de decirle: «Señor, esto es lo que quiero hacer, guíame, ilumíname, ayúdame a hacerlo bien». Es una forma de reconocer que, por más que planifiquemos y trabajemos, al final del día, es Dios quien da el crecimiento.

Pero también es una oración de solidaridad. Nos recuerda que, mientras buscamos el éxito en nuestros proyectos, no debemos olvidarnos de aquellos que están pasando por momentos difíciles. Porque la verdadera fe se vive en comunidad, cuidando y apoyando a nuestros hermanos y hermanas en sus necesidades.

Así que, mientras seguimos adelante con nuestros proyectos y sueños, recordemos siempre mantener la fe y la esperanza, confiar en Dios y cuidar de nuestros hermanos. Porque, como bien dice la oración, con la ayuda de Dios, todo es posible.

«La fe no hace las cosas fáciles, las hace posibles».

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 26 de Febrero

«Señor, al amanecer de este nuevo día, el primero de la semana, vengo ante Ti con el corazón abierto y la mente dispuesta a recibir Tu gracia y sabiduría. Este …

Oración de la noche del 25 de Febrero

«Padre Celestial, mientras el manto de la noche envuelve este día del Señor y nos …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 25 de Febrero de 2024

Lecturas del Domingo 2º de Cuaresma – Ciclo B Primera lectura Lectura del libro del Génesis (22,1-2.9-13.15-18) «En aquellos días, Dios puso a prueba a Abrahán, llamándole: «¡Abrahán!»Él respondió: «Aquí …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 24 de Febrero de 2024

Primera lectura Lectura del libro del Deuteronomio (26,16-19) «Moisés habló al pueblo, diciendo:«Hoy el Señor, …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *