Oración de la mañana del 21 de Noviembre

«Querido Dios, en este luminoso amanecer del 21 de noviembre, te abrimos nuestros corazones con alegría y gratitud. Gracias por el regalo de un nuevo día, una nueva oportunidad para vivir, amar y servir.

Te pedimos, Señor, que nos llenes de tu sabiduría y tu amor. Que en este día podamos ser instrumentos de tu paz, llevando tu luz a todos los rincones oscuros que encontremos. Ayúdanos a ser pacientes, compasivos y comprensivos con los demás, reflejando siempre tu amor y bondad.

Protege a nuestras familias, amigos y seres queridos. Cuida de aquellos que están pasando por momentos difíciles, ya sea en su salud, su trabajo o en sus relaciones. Que sientan tu presencia consoladora y tu guía en cada paso que den.

Señor, que nuestras acciones de este día sean un testimonio de nuestra fe en Ti. Ayúdanos a recordar que cada pequeño acto de bondad puede hacer una gran diferencia en la vida de alguien.

Te lo pedimos en nombre de Jesús,

Amén.»

«Comencemos este día con un corazón dispuesto a amar y manos listas para servir, recordando que en cada amanecer, Dios nos invita a ser parte de su maravillosa creación.»

Reflexión

Buenos días, querida comunidad.

Hoy, al despertar y mirar por la ventana, veo la belleza de un nuevo día que nos regala Dios. Es un recordatorio de que, no importa lo que ayer haya sucedido, hoy tenemos una nueva oportunidad para hacer las cosas bien, para amar más y para ser más amables.

En nuestra vida diaria, es fácil quedar atrapados en las preocupaciones y el ajetreo, pero no olvidemos detenernos un momento para agradecer y apreciar las pequeñas bendiciones que se nos presentan. Un saludo amable, la risa de un niño, la belleza de la naturaleza que nos rodea; todas estas son manifestaciones del amor de Dios por nosotros.

Hoy, les animo a que sean un poco más conscientes de las personas a su alrededor. Quizás alguien necesite una palabra de aliento, una sonrisa o simplemente saber que alguien se preocupa por él o ella. Recuerden, no tenemos que hacer grandes cosas para hacer un gran impacto; a veces, los gestos más pequeños son los que más cuentan.

Y al final del día, cuando miren atrás, espero que puedan decir con certeza que este día lo vivieron bien, que amaron, que perdonaron y que fueron un reflejo del amor de Dios en el mundo.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 4 de Marzo

«Señor Dios Todopoderoso, en este luminoso inicio de semana, me presento ante Ti con un corazón lleno de esperanza y una mente abierta a la sabiduría que solo Tú puedes …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 3 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura del libro del Éxodo (20,1-17) «En aquellos días, el Señor pronunció las siguientes palabras: «Yo soy el Señor, tu Dios, que te saqué de Egipto, de la …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 2 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura de la profecía de Miqueas (7,14-15.18-20) «Pastorea a tu pueblo, Señor, con …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *