Oración de la mañana del 14 de Diciembre

«Señor misericordioso, en este amanecer del 14 de Diciembre, nos presentamos ante Ti con corazones llenos de gratitud y esperanza. Gracias por el regalo de un nuevo día, por el sol que ilumina nuestro camino y por el aire fresco que nos da vida.

En este día, te pedimos fortaleza y sabiduría para enfrentar los desafíos que se nos presenten. Guíanos para que nuestras decisiones y acciones sean reflejo de tu amor y tu gracia. Que podamos ser portadores de paz y compasión en un mundo que a menudo necesita de estos dones. Inspirados por Filipenses 4:13, «Todo lo puedo en Cristo que me fortalece», te pedimos que nos llenes de la confianza y el valor necesarios para superar cualquier obstáculo.

Rogamos por aquellos que enfrentan dificultades, ya sean de salud, emocionales o financieras. Que sientan tu consuelo y presencia, y que nosotros podamos ser un apoyo y una fuente de esperanza para ellos.

Bendícenos en este día con un espíritu de alegría y gratitud. Que podamos reconocer y celebrar las pequeñas bendiciones que nos rodean, y compartir esa alegría con los demás.

Por Cristo, nuestro Señor,

Amén.»

«Todo lo puedo en Cristo que me fortalece» (Filipenses 4:13)

Reflexión

Queridos miembros de nuestra comunidad,

Al reflexionar sobre nuestra oración de esta mañana, quiero hablarles sobre la importancia de comenzar cada día con un corazón lleno de gratitud y la confianza en que Dios nos fortalece. En un mundo que puede ser agitado y a veces abrumador, es esencial recordar que cada nuevo día es una oportunidad para experimentar la gracia de Dios y compartir su amor con los demás.

Hoy hemos pedido fortaleza y sabiduría, recordando que en Cristo encontramos la fuerza para superar cualquier desafío. Esta promesa no solo nos anima a enfrentar nuestras propias luchas, sino también a ser un soporte para aquellos que nos rodean.

Que esta oración matutina nos inspire a vivir este día con un sentido de propósito y alegría. Que en cada interacción, en cada desafío, recordemos que somos fortalecidos y guiados por la mano amorosa de Dios.

Y como nos recuerda Filipenses 4:13, «Todo lo puedo en Cristo que me fortalece». Que esta verdad sea la fuente de nuestra confianza y la luz que guía nuestro camino.

Que tengan un día bendecido y lleno de la gracia de Dios.


Que estas palabras les brinden aliento y fuerza, recordándoles comenzar cada día con gratitud y confiando en la fortaleza que Dios nos proporciona.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 3 de Marzo

«Oh Señor, al alba de este 3 de marzo, nos presentamos ante Ti, con almas que anhelan ser llenadas de Tu presencia y sabiduría, para reflexionar sobre un tema que …

Oración de la noche del 2 de Marzo

«Amado Padre Celestial, conforme el sol se pone este 2 de marzo, nos reunimos en …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 2 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura de la profecía de Miqueas (7,14-15.18-20) «Pastorea a tu pueblo, Señor, con tu cayado,al rebaño de tu heredad,que anda solo en la espesura,en medio del bosque;que se …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 1 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura del libro del Génesis (37,3-4.12-13a.17b-28) «Israel amaba a José más que a todos …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *