Oración de la mañana del 1 de Diciembre

«Dios Todopoderoso, al amanecer en este primer día de Diciembre, un mes lleno de significado y esperanza en la tradición cristiana, venimos ante Ti con corazones expectantes. Agradecemos por la bendición de iniciar un nuevo mes, un tiempo para reflexionar sobre el nacimiento de Jesús y la alegría que trae a nuestras vidas.

En este día, Señor, te pedimos que nos ayudes a vivir en el espíritu de Adviento, un tiempo de espera, preparación y reflexión. Ayúdanos a centrarnos en el verdadero significado de esta temporada: tu amor incondicional y el regalo de salvación a través de Jesucristo.

Que nuestras mentes y corazones estén abiertos a recibir las lecciones y bendiciones que este mes tiene para ofrecer. Que podamos ser canales de tu amor y paz, compartiendo con otros la alegría y la esperanza que Jesús trae.

Protege a nuestras familias y seres queridos, y ayúdanos a encontrar formas de estar cerca, especialmente en estos tiempos desafiantes. Que este mes sea un tiempo de unión, amor y celebración del milagro de tu amor.

En el nombre de Jesús,

Amén.»

«Que este inicio de Diciembre nos inspire a vivir con un espíritu de Adviento, preparando nuestros corazones para recibir a Jesús, y compartiendo con alegría y amor la esperanza que Él trae a nuestras vidas y a nuestro mundo.»

Reflexión

Buenos días, amada comunidad. Hoy, al comenzar el mes de Diciembre, iniciamos un tiempo significativo en nuestra fe: el Adviento, un período de preparación y anticipación para la celebración del nacimiento de Jesús. Este mes nos invita a reflexionar sobre el amor, la paz, la esperanza y la alegría que Jesús trae a nuestras vidas.

En este tiempo de Adviento, los animo a buscar momentos de quietud y reflexión. Es un tiempo para mirar hacia adentro, para preparar nuestros corazones para recibir las bendiciones de esta temporada. Puede ser un tiempo de oración más profunda, lectura de la Biblia, o simplemente estar en silencio y escuchar la voz de Dios.

Que este mes también sea un recordatorio de compartir con los demás. En un mundo que a menudo se enfoca en el materialismo y el ajetreo, recordemos el verdadero espíritu de la Navidad: dar, compartir y amar. Busquemos maneras de ser una bendición para los demás, ya sea a través de actos de bondad, palabras de aliento o simplemente estando presentes para aquellos que necesitan compañía.

Que este primer día de diciembre nos recuerde comenzar cada día con un corazón lleno de esperanza y gratitud, viviendo en la luz del amor y la promesa de Jesucristo.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 26 de Febrero

«Señor, al amanecer de este nuevo día, el primero de la semana, vengo ante Ti con el corazón abierto y la mente dispuesta a recibir Tu gracia y sabiduría. Este …

Oración de la noche del 25 de Febrero

«Padre Celestial, mientras el manto de la noche envuelve este día del Señor y nos …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 25 de Febrero de 2024

Lecturas del Domingo 2º de Cuaresma – Ciclo B Primera lectura Lectura del libro del Génesis (22,1-2.9-13.15-18) «En aquellos días, Dios puso a prueba a Abrahán, llamándole: «¡Abrahán!»Él respondió: «Aquí …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 24 de Febrero de 2024

Primera lectura Lectura del libro del Deuteronomio (26,16-19) «Moisés habló al pueblo, diciendo:«Hoy el Señor, …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *