Evangelio del día – Lecturas de hoy 22 de Marzo de 2024

Primera lectura

Lectura del libro de Jeremías (20,10-13)

«Oía la acusación de la gente:
«“Pavor-en-torno”,
delatadlo, vamos a delatarlo».
Mis amigos acechaban mi traspié:
«A ver si, engañado, lo sometemos
y podemos vengarnos de él».
Pero el Señor es mi fuerte defensor:
me persiguen, pero tropiezan impotentes.
Acabarán avergonzados de su fracaso,
con sonrojo eterno que no se olvidará.
Señor del universo, que examinas al honrado
y sondeas las entrañas y el corazón,
¡que yo vea tu venganza sobre ellos,
pues te he encomendado mi causa!
Cantad al Señor, alabad al Señor,
que libera la vida del pobre
de las manos de gente perversa.»

Palabra de Dios


Salmo responsorial

Salmo 17,2-3a.3bc-4.5-6.7

R/. En el peligro invoqué al Señor, y me escuchó

V/. Yo te amo, Señor; tú eres mi fortaleza;
Señor, mi roca, mi alcázar, mi libertador. R/.

V/. Dios mío, peña mía, refugio mío,
escudo mío, mi fuerza salvadora, mi baluarte.
Invoco al Señor de mi alabanza
y quedo libre de mis enemigos. R/.

V/. Me cercaban olas mortales,
torrentes destructores me aterraban,
me envolvían las redes del abismo,
me alcanzaban los lazos de la muerte. R/.

V/. En el peligro invoqué al Señor,
grité a mi Dios:
desde su templo él escuchó mi voz,
y mi grito llegó a sus oídos. R/.


Evangelio

Lectura del santo evangelio según San Juan (10,31-42)

«En aquel tiempo, los judíos agarraron piedras para apedrear a Jesús.
Elles replicó:
«Os he hecho ver muchas obras buenas por encargo de mi Padre: ¿por cuál de ellas me apedreáis?».
Los judíos le contestaron:
«No te apedreamos por una obra buena, sino por una blasfemia: porque tú, siendo un hombre, te haces Dios».
Jesús les replicó:
«¿No está escrito en vuestra ley: “Yo os digo: sois dioses”? Si la Escritura llama dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Dios, y no puede fallar la Escritura, a quien el Padre consagró y envió al mundo, ¿decís vosotros: “¡Blasfemas!” Porque he dicho: “Soy Hijo de Dios”? Si no hago las obras de mi Padre, no me creáis, pero si las hago, aunque no me creáis a mí, creed a las obras, para que comprendáis y sepáis que el Padre está en mí, y yo en el Padre».
Intentaron de nuevo detenerlo, pero se les escabulló de las manos. Se marchó de nuevo al otro lado del Jordán, al lugar donde antes había bautizado Juan, y se quedó allí.
Muchos acudieron a él y decían:
«Juan no hizo ningún signo; pero todo lo que Juan dijo de este era verdad».
Y muchos creyeron en él allí.»

Palabra del Señor

Reflexión del evangelio y las lecturas de hoy

Hoy, mientras nos reunimos en este espacio de reflexión y oración, quiero compartir con ustedes algunas reflexiones que me han surgido al meditar en las lecturas de este 22 de marzo. Es un momento especial en nuestra jornada cuaresmal, un tiempo para profundizar en nuestra relación con Dios y reflexionar sobre nuestra fe.

La primera lectura de hoy, del libro de Jeremías, nos presenta un momento de gran angustia y desafío para el profeta. Jeremías se siente rodeado de enemigos, incluso entre aquellos que consideraba amigos. Sin embargo, en medio de esta persecución, su confianza en el Señor es inquebrantable. «Pero el Señor es mi fuerte defensor», dice Jeremías. Esta lectura nos invita a reflexionar sobre nuestra propia fe en momentos de dificultad. ¿Cómo respondemos ante las pruebas? ¿Dónde ponemos nuestra confianza cuando nos sentimos rodeados de adversidad?

El salmo de hoy, el Salmo 17, es un hermoso canto de confianza en el Señor. «En el peligro invoqué al Señor, y me escuchó», nos recuerda el salmista. Este salmo nos habla de la protección y el amor de Dios hacia nosotros, incluso en los momentos más oscuros. Nos invita a recordar que, sin importar lo que enfrentemos, podemos clamar al Señor y Él nos escuchará.

Y luego, en el Evangelio según san Juan, vemos a Jesús en un momento de confrontación con los judíos. Ellos están listos para apedrearlo porque, en su entendimiento, Jesús ha cometido blasfemia al hacerse igual a Dios. Sin embargo, Jesús responde con sabiduría, invitándolos a mirar más allá de sus preconcepciones y a reconocer las obras que ha realizado en nombre del Padre. «Si no hago las obras de mi Padre, no me creáis, pero si las hago, aunque no me creáis a mí, creed a las obras», dice Jesús. Este pasaje nos desafía a mirar más allá de nuestras propias ideas y prejuicios y a reconocer la presencia y la acción de Dios en nuestras vidas. ¿Estamos abiertos a ver las obras de Dios a nuestro alrededor? ¿Permitimos que nuestra fe sea desafiada y fortalecida por la evidencia de su amor y su poder en el mundo?

Quiero invitarlos a que, juntos como comunidad, reflexionemos sobre estas preguntas. Las lecturas de hoy nos hablan de confianza en Dios, de fe en medio de la adversidad, y de la invitación a ver más allá de nuestras limitaciones humanas para reconocer la presencia de Dios en nuestras vidas. En este tiempo de Cuaresma, ¿cómo podemos fortalecer nuestra confianza en el Señor? ¿Cómo podemos abrir nuestros corazones y nuestras mentes para ver las maravillas que Dios realiza en nuestro mundo?

Que estas reflexiones nos acompañen y nos guíen en nuestro camino espiritual, recordándonos siempre de la fidelidad de Dios, de su amor incondicional, y del desafío constante de abrir nuestros corazones a su presencia transformadora en nuestras vidas.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la noche del 11 de Abril

«Al cerrar nuestros ojos en la serenidad de esta noche, 11 de abril, nos reunimos en Tu presencia, Padre Celestial, llevando en nuestro corazón el día que hemos vivido, con …

Oración de la mañana del 11 de Abril

«En la luz refrescante de este nuevo día, 11 de abril, nos acercamos a Ti, …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 11 de Abril de 2024

Primera lectura Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (5,27-33) «En aquellos días, los apóstoles fueron conducidos a comparecer ante el Sanedrín y el sumo sacerdote los interrogó, …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 10 de Abril de 2024

Primera lectura Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (5,17-26) «En aquellos días, …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *