Evangelio del día – Lecturas de hoy 6 de Noviembre de 2023

Primera lectura

Lectura de la carta del apóstol San Pablo a los Romanos (11,29-36)

«Los dones y la llamada de Dios son irrevocables. Vosotros, en otro tiempo, erais rebeldes a Dios; pero ahora, al rebelarse ellos, habéis obtenido misericordia. Así también ellos, que ahora son rebeldes, con ocasión de la misericordia obtenida por vosotros, alcanzarán misericordia. Pues Dios nos encerró a todos en la rebeldía para tener misericordia de todos. ¡Qué abismo de generosidad, de sabiduría y de conocimiento, el de Dios! ¡Qué insondables sus decisiones y qué irrastreables sus caminos! ¿Quién conoció la mente del Señor? ¿Quién fue su consejero? ¿Quién le ha dado primero, para que él le devuelva? Él es el origen, guía y meta del universo. A él la gloria por los siglos. Amén.»

Palabra de Dios


Salmo responsorial

Salmo 68,30-31.33-34.36-37

R/. Que me escuche, Señor, tu gran bondad

Yo soy un pobre malherido;
Dios mío, tu salvación me levante.
Alabaré el nombre de Dios con cantos,
proclamaré su grandeza con acción de gracias. R/.

Miradlo, los humildes, y alegraos,
buscad al Señor, y revivirá vuestro corazón.
Que el Señor escucha a sus pobres,
no desprecia a sus cautivos. R/.

El Señor salvará a Sión,
reconstruirá las ciudades de Judá,
y las habitarán en posesión.
La estirpe de sus siervos la heredará,
los que aman su nombre vivirán en ella. R/.


Evangelio

Lectura del santo evangelio según San Lucas (14,12-14)

«En aquel tiempo, dijo Jesús a uno de los principales fariseos que lo había invitado: «Cuando des una comida o una cena, no invites a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a los vecinos ricos; porque corresponderán invitándote, y quedarás pagado. Cuando des un banquete, invita a pobres, lisiados, cojos y ciegos; dichoso tú, porque no pueden pagarte; te pagarán cuando resuciten los justos.»»

Palabra del Señor

Reflexión del evangelio y las lecturas de hoy

Querida comunidad,

Hoy, las Escrituras nos invitan a reflexionar sobre dos temas profundamente entrelazados: la misericordia de Dios y la auténtica generosidad. En la carta a los Romanos, San Pablo nos recuerda que los dones y la llamada de Dios son irrevocables. Aunque a veces nos desviemos, aunque a veces nos rebelemos, la misericordia de Dios está siempre presente, esperando para acogernos de nuevo. Es un recordatorio de que, no importa lo lejos que nos sintamos, nunca estamos fuera del alcance del amor de Dios.

Y este amor, esta misericordia que recibimos, no es algo que debemos guardar solo para nosotros. El Evangelio de hoy nos desafía a vivir esa misericordia en nuestra vida cotidiana, a través de la generosidad. Jesús nos invita a mirar más allá de nuestro círculo cercano, a extender nuestra mesa a aquellos que no pueden recompensarnos, a aquellos que la sociedad a menudo olvida o margina.

Es fácil caer en la trampa de la reciprocidad, de invitar solo a aquellos de quienes esperamos algo a cambio. Pero Jesús nos llama a algo más grande, a una generosidad que no busca recompensa, a un amor que no espera nada a cambio. Nos llama a ser reflejo de la generosidad de Dios, que nos da sin medida y sin esperar retribución.

Entonces, ¿cómo vivimos esto en nuestra vida diaria? Puede ser tan simple como compartir una palabra amable con alguien que está pasando por un mal momento, o tan complejo como abrir nuestras casas y nuestras mesas a aquellos que necesitan más que nosotros. Lo importante es que nuestro dar no esté limitado por lo que esperamos recibir, sino motivado por el amor y la misericordia que primero hemos recibido de Dios.

Queridos hermanos y hermanas, al reflexionar sobre estas lecturas, pidamos la gracia de ser verdaderamente generosos, de vivir la misericordia de Dios en cada aspecto de nuestras vidas. Que podamos ser instrumentos de Su amor y Su bondad en un mundo que tanto lo necesita.

Que Dios los bendiga y los mantenga siempre en Su amor.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 4 de Marzo

«Señor Dios Todopoderoso, en este luminoso inicio de semana, me presento ante Ti con un corazón lleno de esperanza y una mente abierta a la sabiduría que solo Tú puedes …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 3 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura del libro del Éxodo (20,1-17) «En aquellos días, el Señor pronunció las siguientes palabras: «Yo soy el Señor, tu Dios, que te saqué de Egipto, de la …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 2 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura de la profecía de Miqueas (7,14-15.18-20) «Pastorea a tu pueblo, Señor, con …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *