Evangelio del día – Lecturas de hoy 21 de Septiembre de 2023

Lecturas de San Mateo, Apóstol y evangelista


Primera lectura

Lectura de la carta del apóstol San Pablo a los Efesios (4,1-7.11-13)

«Yo, el prisionero por el Señor, os ruego que andéis como pide la vocación a la que habéis sido convocados. Sed siempre humildes y amables, sed comprensivos, sobrellevaos mutuamente con amor; esforzaos en mantener la unidad del Espíritu con el vínculo de la paz. Un solo cuerpo y un solo Espíritu, como una sola es la esperanza de la vocación a la que habéis sido convocados. Un Señor, una fe, un bautismo. Un Dios, Padre de todo, que lo trasciende todo, y lo penetra todo, y lo invade todo. A cada uno de nosotros se le ha dado la gracia según la medida del don de Cristo. Y él ha constituido a unos, apóstoles, a otros, profetas, a otros, evangelizadores, a otros, pastores y maestros, para el perfeccionamiento de los santos, en función de su ministerio, y para la edificación del cuerpo de Cristo; hasta que lleguemos todos a la unidad en la fe y en el conocimiento del Hijo de Dios, al hombre perfecto, a la medida de Cristo en su plenitud.»

Palabra de Dios


Salmo responsorial

Salmo 18,2-3.4-5

«R/. A toda la tierra alcanza su pregón

El cielo proclama la gloria de Dios,

el firmamento pregona la obra de sus manos:

el día al día le pasa el mensaje,

la noche a la noche se lo susurra. R/.

Sin que hablen, sin que pronuncien,

sin que resuene su voz,

a toda la tierra alcanza su pregón

y hasta los límites del orbe su lenguaje. R/.»


Evangelio

Lectura del santo evangelio según San Mateo (9,9-13)

«En aquel tiempo, vio Jesús al pasar a un hombre llamado Mateo, sentado al mostrador de los impuestos, y le dijo: «Sígueme.» Él se levantó y lo siguió. Y, estando en la mesa en casa de Mateo, muchos publicanos y pecadores, que habían acudido, se sentaron con Jesús y sus discípulos. Los fariseos, al verlo, preguntaron a los discípulos: «¿Cómo es que vuestro maestro come con publicanos y pecadores?» Jesús lo oyó y dijo: «No tienen necesidad de médico los sanos, sino los enfermos. Andad, aprended lo que significa «misericordia quiero y no sacrificios»: que no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores.»»

Palabra del Señor

Reflexión del evangelio y las lecturas de hoy

Las lecturas de hoy nos desafían a reflexionar sobre nuestra propia vocación y cómo vivimos nuestra fe en comunidad. Nos recuerdan que todos somos valiosos a los ojos de Dios, independientemente de nuestro pasado o profesión. También nos llaman a ser misericordiosos, a ver más allá de las etiquetas y juicios externos, y a reconocer la dignidad inherente de cada persona. Reflexionemos acerca de lo encontrado en estas lecturas.

La Vocación y la Unidad: La primera lectura de la carta a los Efesios nos habla sobre la vocación y la importancia de vivirla con humildad, amabilidad y comprensión. San Pablo nos incita a mantener la unidad del Espíritu, lo que sugiere que, a pesar de nuestras diferencias individuales, todos somos llamados a ser uno en Cristo. Esta unidad no es simplemente una coincidencia de opiniones, sino una profunda comunión en el Espíritu Santo.

Diversidad de dones: San Pablo también nos recuerda que, aunque todos somos uno en Cristo, cada uno de nosotros ha recibido dones únicos para el beneficio de la comunidad. Algunos son llamados a ser apóstoles, otros profetas, evangelizadores, pastores o maestros. Estos roles no son para el beneficio personal, sino para «el perfeccionamiento de los santos» y para la edificación del cuerpo de Cristo.

El llamamiento de Mateo: El evangelio nos presenta la historia del llamamiento de Mateo, un publicano. Los publicanos eran vistos con desdén en la sociedad judía debido a su asociación con los romanos. Sin embargo, Jesús ve más allá de su profesión y lo llama a seguirlo. Esta historia nos recuerda que Jesús no llama a los perfectos, sino a aquellos dispuestos a seguirlo y cambiar sus vidas.

Misericordia sobre el sacrificio: Cuando los fariseos cuestionan a Jesús sobre su asociación con publicanos y pecadores, Jesús responde con una poderosa declaración: «Misericordia quiero y no sacrificios». Jesús prioriza la misericordia sobre el ritual y nos llama a hacer lo mismo. La verdadera religión no se trata de rituales externos, sino de un corazón compasivo y misericordioso.

En un mundo que a menudo valora el estatus y la apariencia externa, se nos invita a ver con los ojos de Cristo y a amar con su corazón.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 3 de Marzo

«Oh Señor, al alba de este 3 de marzo, nos presentamos ante Ti, con almas que anhelan ser llenadas de Tu presencia y sabiduría, para reflexionar sobre un tema que …

Oración de la noche del 2 de Marzo

«Amado Padre Celestial, conforme el sol se pone este 2 de marzo, nos reunimos en …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 2 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura de la profecía de Miqueas (7,14-15.18-20) «Pastorea a tu pueblo, Señor, con tu cayado,al rebaño de tu heredad,que anda solo en la espesura,en medio del bosque;que se …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 1 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura del libro del Génesis (37,3-4.12-13a.17b-28) «Israel amaba a José más que a todos …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *