Evangelio del día – Lecturas de hoy 2 de Octubre de 2023

Primera lectura

Lectura de la profecía de Zacarías (8,1-8)

«En aquellos días, vino la palabra del Señor de los ejércitos: «Así dice el Señor de los ejércitos: Siento gran celo por Sión, gran cólera en favor de ella. Así dice el Señor: Volveré a Sión y habitaré en medio de Jerusalén. Jerusalén se llamará Ciudad Fiel, y el monte del Señor de los ejércitos, Monte Santo. Así dice el Señor de los ejércitos: De nuevo se sentarán en las calles de Jerusalén ancianos y ancianas, hombres que, de viejos, se apoyan en bastones. Las calles de Jerusalén se llenarán de muchachos y muchachas que jugarán en la calle. Así dice el Señor de los ejércitos: Si el resto del pueblo lo encuentra imposible aquel día, ¿será también imposible a mis ojos? –oráculo del Señor de los ejércitos–. Así dice el Señor de los ejércitos: Yo libertaré a mi pueblo del país de oriente y del país de occidente, y los traeré para que habiten en medio de Jerusalén. Ellos serán mi pueblo, y yo seré su Dios con verdad y con justicia.»»

Palabra de Dios


Salmo responsorial

Salmo 101,16-18.19-21.29.22-23

R/. El Señor reconstruyó Sión, y apareció en su gloria

Los gentiles temerán tu nombre,
los reyes del mundo, tu gloria.
Cuando el Señor reconstruya Sión,
y aparezca en su gloria,
y se vuelva a las súplicas de los indefensos,
y no desprecie sus peticiones. R/.

Quede esto escrito para la generación futura,
y el pueblo que será creado alabará al Señor.
Que el Señor ha mirado desde su excelso santuario,
desde el cielo se ha fijado en la tierra,
para escuchar los gemidos de los cautivos
y librar a los condenados a muerte. R/.

Los hijos de tus siervos vivirán seguros,
su linaje durará en tu presencia,
para anunciar en Sión el nombre del Señor,
y su alabanza en Jerusalén,
cuando se reúnan unánimes los pueblos
y los reyes para dar culto al Señor. R/.


Evangelio

Lectura del santo evangelio según San Lucas (9,46-50)

«En aquel tiempo, los discípulos se pusieron a discutir quién era el más importante. Jesús, adivinando lo que pensaban, cogió de la mano a un niño, lo puso a su lado y les dijo: «El que acoge a este niño en mi nombre me acoge a mí; y el que me acoge a mí acoge al que me ha enviado. El más pequeño de vosotros es el más importante.» Juan tomó la palabra y dijo: «Maestro, hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre y, como no es de los nuestros, se lo hemos querido impedir.» Jesús le respondió: «No se lo impidáis; el que no está contra vosotros está a favor vuestro.»»

Palabra del Señor

Reflexión del evangelio y las lecturas de hoy

Las lecturas y el evangelio de hoy nos ofrecen una profunda reflexión sobre la naturaleza de la fe, la importancia de la humildad y el verdadero significado de ser discípulo de Cristo.

La profecía de Zacarías nos habla de la restauración de Jerusalén y de cómo Dios, en su infinita misericordia y amor, desea habitar entre su pueblo. Esta promesa de restauración no es solo física, sino también espiritual. Dios desea que su pueblo vuelva a Él, que se arrepienta y viva según sus mandamientos. La visión de las calles de Jerusalén llenas de ancianos y niños jugando simboliza la paz, la prosperidad y la bendición que Dios desea para su pueblo. Es un recordatorio de que, a pesar de nuestros errores y desobediencias, Dios siempre está dispuesto a perdonar y restaurar.

El salmo refuerza este mensaje de restauración y esperanza. Nos habla de cómo los gentiles y los reyes del mundo reconocerán la gloria de Dios cuando vean la restauración de Sión. Es un llamado a confiar en las promesas de Dios y a esperar con fe su cumplimiento.

El evangelio de Lucas nos presenta una enseñanza fundamental de Jesús sobre la humildad. En un mundo donde a menudo se valora el poder, el estatus y la importancia, Jesús nos recuerda que en el reino de Dios, lo que realmente importa es la humildad y la disposición para servir. Al poner a un niño como ejemplo, Jesús nos muestra que debemos acoger y valorar a los más vulnerables y pequeños entre nosotros. Además, la respuesta de Jesús a Juan sobre el hombre que expulsaba demonios en su nombre nos enseña que no debemos ser exclusivos en nuestra fe. En lugar de rechazar o juzgar a aquellos que no son «de los nuestros», debemos reconocer y celebrar las diversas formas en que Dios actúa en el mundo.

Hoy se nos invita a reflexionar sobre nuestra relación con Dios y con los demás. Nos llaman a ser humildes, a confiar en las promesas de Dios y a ser inclusivos en nuestra fe. Nos recuerdan que Dios siempre está dispuesto a restaurar y renovar a aquellos que se acercan a Él con un corazón arrepentido y dispuesto.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 4 de Marzo

«Señor Dios Todopoderoso, en este luminoso inicio de semana, me presento ante Ti con un corazón lleno de esperanza y una mente abierta a la sabiduría que solo Tú puedes …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 3 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura del libro del Éxodo (20,1-17) «En aquellos días, el Señor pronunció las siguientes palabras: «Yo soy el Señor, tu Dios, que te saqué de Egipto, de la …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 2 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura de la profecía de Miqueas (7,14-15.18-20) «Pastorea a tu pueblo, Señor, con …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *