Evangelio del día – Lecturas de hoy 11 de Diciembre de 2023

Primera lectura

Lectura del libro de Isaías (35,1-10)

«El desierto y el yermo se regocijarán,
se alegrará la estepa y florecerá,
germinará y florecerá como flor de narciso,
festejará con gozo y cantos de júbilo.
Le ha sido dada la gloria del Líbano,
el esplendor del Carmelo y del Sarón.
Contemplarán la gloria del Señor,
la majestad de nuestro Dios.
Fortaleced las manos débiles,
afianzad las rodillas vacilantes;
decid a los inquietos:
«Sed fuertes, no temáis.
¡He aquí vuestro Dios! Llega el desquite,
la retribución de Dios.
Viene en persona y os salvará.»
Entonces se despegarán los ojos de los ciegos,
los oídos de los sordos se abrirán;
entonces saltará el cojo como un ciervo,
y cantará la lengua del mudo,
porque han brotado aguas en el desierto
y corrientes en la estepa.
El páramo se convertirá en estanque,
el suelo sediento en manantial.
En el lugar donde se echan los chacales
habrá hierbas, cañas y juncos.
Habrá un camino recto.
Lo llamarán «Vía sacra».
Los impuros no pasarán por él.
Él mismo abre el camino
para que no se extravíen los inexpertos.
No hay por allí leones,
ni se acercarán las bestias feroces.
Los liberados caminan por ella
y por ella retornan los rescatados del Señor.
Llegarán a Sión con cantos de júbilo:
alegría sin límite en sus rostros.
Los dominan el gozo y la alegría.
Quedan atrás la pena y la aflicción.»

Palabra de Dios


Salmo responsorial

Salmo 84,9ab-10.11-12.13-14

R/. He aquí nuestro Dios; viene en persona y nos salvará.

V/. Voy a escuchar lo que dice el Señor:
«Dios anuncia la paz
a su pueblo y a sus amigos».
La salvación está cerca de los que lo temen,
y la gloria habitará en nuestra tierra. R/.

V/. La misericordia y la fidelidad se encuentran,
la justicia y la paz se besan;
la fidelidad brota de la tierra,
y la justicia mira desde el cielo. R/.

V/. El Señor nos dará la lluvia,
y nuestra tierra dará su fruto.
La justicia marchará ante él,
Y sus pasos señalarán el camino. R/.


Evangelio

Lectura del santo evangelio según San Lucas (5,17-26)

«Un, día, estaba Jesús enseñando, y estaban sentados unos fariseos y maestros de la ley, venidos de todas las aldeas de Galilea, Judea y Jerusalén. Y el poder del Señor estaba con él para realizar curaciones.


En esto, llegaron unos hombres que traían en una camilla a un hombre paralítico y trataban de introducirlo y colocarlo delante de él. No encontrando por donde introducirlo a causa del gentío, subieron a la azotea, lo descolgaron con la camilla a través de las tejas, y lo pusieron en medio, delante de Jesús. Él, viendo la fe de ellos, dijo:
«Hombre, tus pecados están perdonados».


Entonces se pusieron a pensar los escribas y los fariseos:
«¿Quién es éste que dice blasfemias? ¿Quién puede perdonar pecados sino sólo Dios?».


Pero Jesús, conociendo sus pensamientos, respondió y les dijo:
«¿Qué estáis pensando en vuestros corazones? ¿Qué es más fácil, decir: “Tus pecados te son perdonados”, o decir: “Levántate y echa a andar”? Pues, para que veáis que el Hijo del hombre tiene poder en la tierra para perdonar pecados —dijo al paralítico—: “A ti te lo digo, ponte en pie, toma tu camilla y vete a tu casa”».


Y, al punto, levantándose a la vista de ellos, tomó la camilla donde había estado tendido y se marchó a su casa dando gloria a Dios


El asombro se apoderó de todos y daban gloria a Dios. Y, llenos de temor, decían:
«Hoy hemos visto maravillas».»

Palabra del Señor

Reflexión del evangelio y las lecturas de hoy

Mis queridos hermanos y hermanas en Cristo, hoy, en este hermoso día, me gustaría compartir con todos ustedes algunas reflexiones sobre las lecturas y el evangelio de este 11 de diciembre. Saben, cada vez que abrimos la Biblia, es como si abriéramos una ventana al cielo, y hoy no es la excepción.

Primero, piensen en la primera lectura. Es como una carta de un amigo que nos conoce muy bien y nos dice: «Sé que a veces las cosas se ponen difíciles, pero recuerda que hay esperanza». Es como si nos estuviera recordando que, incluso en los momentos más oscuros, no estamos solos. ¿Han sentido alguna vez esa presencia reconfortante, incluso cuando no pueden verla?

Los salmos son como poemas que capturan todo lo que sentimos. Es como si estuviéramos escribiendo en un diario y de repente nos diéramos cuenta de que nuestras palabras están hablando con Dios. Es hermoso, ¿verdad? Cómo un simple poema puede ser una conversación con lo divino.

Y luego está el evangelio. Aquí es donde Jesús entra en nuestra charla, como un amigo sabio que siempre tiene algo profundo que decir. Hoy, nos habla de las pequeñas cosas, esos detalles que a menudo pasamos por alto. Me hace pensar: ¿cuántas veces he encontrado a Dios en un pequeño gesto de bondad, en una sonrisa, en una palabra amable?

Me gustaría preguntarles: ¿cómo pueden llevar estas palabras a su vida diaria? ¿Cómo pueden ser ese pequeño gesto de bondad para alguien más? Es fascinante cómo, al hacer estas pequeñas cosas, estamos en realidad viviendo el mensaje del evangelio.

Y para concluir nuestra charla de hoy, les dejo esta reflexión: En la simplicidad de lo cotidiano, en cada acto de amor, ahí encontramos a Dios. No busquemos lo extraordinario para encontrarlo, sino miremos con atención y cariño los pequeños detalles de cada día.

Que Dios los bendiga en su caminar diario, y recuerden, Él siempre está conversando con nosotros, en cada paso, en cada palabra, en cada silencio.

Amen.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 3 de Marzo

«Oh Señor, al alba de este 3 de marzo, nos presentamos ante Ti, con almas que anhelan ser llenadas de Tu presencia y sabiduría, para reflexionar sobre un tema que …

Oración de la noche del 2 de Marzo

«Amado Padre Celestial, conforme el sol se pone este 2 de marzo, nos reunimos en …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 2 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura de la profecía de Miqueas (7,14-15.18-20) «Pastorea a tu pueblo, Señor, con tu cayado,al rebaño de tu heredad,que anda solo en la espesura,en medio del bosque;que se …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 1 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura del libro del Génesis (37,3-4.12-13a.17b-28) «Israel amaba a José más que a todos …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *