Oración de la noche del 8 de Diciembre

«Señor Todopoderoso, en esta noche, nos reunimos para elevar nuestras oraciones y reflexiones hacia Ti. Gracias por las bendiciones de este día, por los momentos de alegría y también por los desafíos que nos ayudan a crecer en fe y fortaleza.

En la serenidad de esta noche, te pedimos que calmes nuestras mentes y corazones, preparándonos para el descanso. Que podamos dejar a un lado las preocupaciones del día y confiar en Tu amorosa providencia. Como nos recuerdas en Salmo 91:1-2, «El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente. Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; mi Dios, en quien confiaré».

Te rogamos por aquellos que se enfrentan a dificultades en sus vidas, por los que están enfermos, por los que sienten soledad o desesperanza. Que encuentren en Ti consuelo y fortaleza, y que nosotros podamos ser un reflejo de Tu amor y compasión.

Mientras cerramos este día, te pedimos que nos guíes hacia un nuevo amanecer lleno de tu gracia y misericordia, y que nos des la sabiduría para vivir cada día en conformidad con Tu voluntad.

En el nombre de Jesús,

Amén.»

«En Ti, Señor, ha descansado nuestro corazón, y sólo en Ti encontrará verdadera paz.» – San Agustín

Reflexión

Mis queridos hermanos y hermanas,

Al finalizar este día, quiero compartir con ustedes algunas reflexiones sobre nuestra oración nocturna. En la quietud de la noche, es un buen momento para recordar la importancia de confiar en Dios, de descansar en su protección y amor.

Esta noche, hemos buscado la paz que viene de Dios, esa paz que nos permite descansar con confianza, sabiendo que Él cuida de nosotros. En un mundo que a menudo parece incierto y abrumador, esta confianza en Dios es nuestra mayor fortaleza.

También hemos recordado a aquellos que están pasando por momentos difíciles. Como comunidad de fe, somos llamados a ser un apoyo para ellos, a mostrar el amor de Dios a través de nuestras palabras y acciones. Nuestra oración no es solo un acto de fe, sino también un compromiso de amor y servicio.

Que esta noche nos inspire a confiar plenamente en Dios y a vivir cada día con la seguridad de que estamos en Sus manos amorosas.

Y recordemos siempre, como dijo San Agustín, «En Ti, Señor, ha descansado nuestro corazón, y sólo en Ti encontrará verdadera paz». Que esta paz de Dios sea con todos nosotros esta noche y siempre.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la noche del 26 de Febrero

«Amado Padre, al cerrar mis ojos en esta noche, vengo a Ti con un corazón agradecido por las bendiciones recibidas a lo largo del día. En este momento de quietud …

Oración de la mañana del 26 de Febrero

«Señor, al amanecer de este nuevo día, el primero de la semana, vengo ante Ti …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 26 de Febrero de 2024

Primera lectura Lectura de la profecía de Daniel (9,4b-10) «¡Ay, mi Señor, Dios grande y terrible, que guarda la alianza y es leal con los que lo aman y cumplen …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 25 de Febrero de 2024

Lecturas del Domingo 2º de Cuaresma – Ciclo B Primera lectura Lectura del libro del …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *