Oración de la noche del 5 de Diciembre

«Oh Señor, al cerrar este día, venimos ante Ti con corazones llenos de gratitud. Gracias por cada momento vivido, por las lecciones aprendidas y por las bendiciones que hemos recibido.

En esta tranquila noche, te pedimos descanso y renovación para nuestras almas y cuerpos. Ayúdanos a soltar las cargas y preocupaciones del día, confiando en que Tú cuidarás de nosotros. Como dice en Salmos 4:8, «En paz me acostaré y asimismo dormiré; porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado».

Señor, te rogamos por aquellos que se sienten solos, por los que sufren, y por quienes luchan contra la enfermedad o la tristeza. Que sientan tu consuelo y tu amor en esta noche. Haznos instrumentos de tu paz y amor, para que podamos llevar tu luz a quienes la necesitan.

Concede a cada uno de nosotros la sabiduría para afrontar un nuevo día, llenos de tu gracia y tu bondad. Que despertemos con un renovado sentido de propósito y con la voluntad de servirte y honrarte en todo lo que hagamos.

En el nombre de Jesús,

Amén.»

«Nuestro corazón está inquieto hasta que descansa en Ti» – San Agustín

Reflexión

Queridos amigos y miembros de nuestra comunidad,

Al reflexionar sobre nuestra oración de esta noche, me gustaría enfatizar la importancia de confiar en Dios al final del día. Cada noche, cuando nos acostamos, entregamos nuestras preocupaciones, nuestros miedos y nuestras esperanzas a Dios. Es un acto de fe, un recordatorio de que no somos nosotros quienes controlamos el mundo, sino que dependemos de Su gracia y amor.

En momentos de soledad o dificultad, recordemos que Dios está siempre con nosotros. Su amor y su presencia son constantes, incluso en la oscuridad de la noche. Al ofrecer nuestras oraciones por aquellos que sufren, estamos extendiendo ese amor y esa presencia a los demás, siendo un faro de esperanza en sus vidas.

Que esta noche nos sirva para recordar que cada día es un regalo de Dios, una oportunidad para crecer, amar y servir. Y que el descanso que buscamos no es solo físico, sino también espiritual, renovando nuestras almas para enfrentar un nuevo día con energía y optimismo.

Como dijo San Agustín, «Nuestro corazón está inquieto hasta que descansa en Ti». Que encontremos ese descanso en Dios, y que nos levantemos mañana con corazones llenos de paz y amor.

Que tengan una noche tranquila y reparadora.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 4 de Marzo

«Señor Dios Todopoderoso, en este luminoso inicio de semana, me presento ante Ti con un corazón lleno de esperanza y una mente abierta a la sabiduría que solo Tú puedes …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 3 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura del libro del Éxodo (20,1-17) «En aquellos días, el Señor pronunció las siguientes palabras: «Yo soy el Señor, tu Dios, que te saqué de Egipto, de la …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 2 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura de la profecía de Miqueas (7,14-15.18-20) «Pastorea a tu pueblo, Señor, con …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *