Oración de la noche del 30 de Abril

«Señor Todopoderoso, conforme este último día de abril llega a su fin, me postro ante Ti en oración para agradecerte por los momentos vividos y las lecciones aprendidas durante este mes. En esta noche reflexiva, quiero dirigir mis pensamientos hacia el tema del servicio desinteresado, pidiéndote que infundas en mi corazón un espíritu de generosidad y compromiso hacia los demás.

Te pido, Señor, que me ayudes a ver a cada persona que encuentro como Tú la ves, reconociendo su dignidad y su valor. Inspírame a servir a los demás no por obligación, sino por amor, siguiendo el ejemplo de Jesucristo, quien no vino a ser servido, sino a servir y a dar su vida como rescate por muchos. Ayúdame a entender que en el servicio encontramos el verdadero propósito de nuestra existencia y una manera profunda de conectar con nuestra comunidad y contigo.

Permite que este espíritu de servicio se extienda más allá de grandes actos, que se manifieste en las pequeñas acciones cotidianas: una palabra amable, una escucha atenta, una mano extendida. Que al final de cada día pueda reflexionar sobre cómo he servido a los demás y cómo puedo mejorar mañana.

Mientras me preparo para el descanso, te pido por aquellos que están en necesidad de ayuda y por aquellos que trabajan incansablemente para servir a otros. Renueva nuestras fuerzas para seguir adelante y que nuestro servicio siempre refleje tu amor y tu misericordia.

Amén.»

«Servir es amar en acción.»

Reflexión

Queridos hermanos y hermanas, en esta noche serena, mientras cerramos otro mes y nos preparamos para recibir uno nuevo, me gustaría hablarles sobre un tema que considero esencial en nuestra vida cristiana: el servicio. El servicio no solo es una acción, es una forma de vida que Jesús nos enseñó a través de su ejemplo.

En el evangelio según San Mateo, Jesús nos dice: «El Hijo del Hombre no ha venido para ser servido, sino para servir» (Mateo 20:28). Este mensaje es un llamado poderoso a cada uno de nosotros para mirar más allá de nuestras necesidades y deseos personales y para poner nuestras habilidades y recursos al servicio de los demás.

Esta noche, les invito a reflexionar sobre cómo han servido a otros este mes. ¿Han encontrado alegría en estas acciones? ¿Hay maneras en que pueden expandir su capacidad de servicio? Servir a los demás no solo beneficia a quienes reciben nuestra ayuda, sino que también enriquece nuestro propio espíritu, nos hace más humanos y más cercanos a Dios.

A medida que descansen esta noche, piensen en maneras prácticas para servir mejor a los que les rodean. Puede ser algo tan simple como ofrecer una sonrisa, ayudar a un vecino, o dedicar tiempo a alguien que lo necesita. Recordemos que cada acto de servicio, no importa cuán pequeño, es un eco del amor de Dios en el mundo.

Que tengan una noche de paz y un descanso reparador, y que el nuevo mes traiga consigo innumerables oportunidades para servir y amar más profundamente. Dios les bendiga y les guarde en su amor siempre. Recuerden, servir es amar en acción.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 5 de Mayo

Padre Celestial, al recibir la luz de este nuevo día, elevo mi corazón lleno de esperanza y gratitud hacia Ti. En esta mañana, deseo enfocarme en la generosidad, esa virtud …

Oración de la noche del 4 de Mayo

«Señor eterno y misericordioso, al finalizar este día, me inclino ante Ti con un corazón …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 4 de Mayo de 2024

Primera lectura Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (16,1-10) «En aquellos días, Pablo llegó a Derbe y luego a Listra. Había alli un discipulo que se llamaba …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 3 de Mayo de 2024

Lecturas del Santos Felipe y Santiago, apóstoles Primera lectura Lectura de la primera carta del …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *