Oración de la noche del 29 de Octubre

«Señor, te damos gracias por cada momento vivido, por las risas compartidas, por las lágrimas derramadas, por las lecciones aprendidas. Gracias por cada amanecer que nos recordó tu misericordia y cada atardecer que nos habló de tu fidelidad.

Reconocemos, Padre, que no siempre actuamos conforme a tu voluntad. Por las veces que nos dejamos llevar por el orgullo, la ira o la envidia, te pedimos perdón. Por las oportunidades de amar y servir que dejamos pasar, te rogamos nos concedas la gracia de la enmienda.

Con el corazón humilde, te pedimos que nos prepares para la semana que comienza. Que cada día sea una nueva oportunidad para acercarnos más a ti, para ser reflejo de tu amor en el mundo y para fortalecer nuestra fe y esperanza.

Que tu Espíritu Santo nos guíe en cada decisión, nos proteja de todo mal y nos llene de sabiduría y discernimiento. Que nuestras acciones sean un testimonio de tu amor y que, al final de cada día, podamos decir con certeza que hemos hecho tu voluntad.

Señor, en tus manos encomendamos esta nueva semana. Que sea un tiempo de renovación, de crecimiento espiritual y de bendiciones sin medida.

Amén.»

Reflexión

Mis queridos hermanos en Cristo,

La oración que hemos elevado esta noche nos lleva a un espacio de reflexión y conexión con el Señor. Cada semana que pasa es un regalo de Dios, una oportunidad para crecer, aprender y amar. Pero, ¿cuántas veces nos detenemos a pensar en las bendiciones que hemos recibido y en las veces que, tal vez, nos hemos alejado del camino del Señor?

Todos cometemos errores, todos tenemos momentos de debilidad, pero lo hermoso de nuestra fe es que siempre podemos volver a Dios, pedir perdón y comenzar de nuevo. El domingo, el día del Señor, es el momento perfecto para hacerlo. Para agradecer por las bendiciones, pedir perdón por nuestras faltas y fortalecernos para la semana que comienza.

Hermanos, no olvidemos que en medio de los retos y las pruebas, Dios nunca nos abandona. Él está siempre a nuestro lado, esperando que volvamos a Él, que le abramos nuestro corazón. Así que, al finalizar esta semana, recordemos todo lo que hemos vivido, lo bueno y lo no tan bueno, y pongámoslo todo en manos del Señor.

«En cada amanecer, en cada puesta de sol, en cada sonrisa y en cada lágrima, ahí está Dios, mostrándonos el camino y llenándonos de su amor.»

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 5 de Mayo

Padre Celestial, al recibir la luz de este nuevo día, elevo mi corazón lleno de esperanza y gratitud hacia Ti. En esta mañana, deseo enfocarme en la generosidad, esa virtud …

Oración de la noche del 4 de Mayo

«Señor eterno y misericordioso, al finalizar este día, me inclino ante Ti con un corazón …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 4 de Mayo de 2024

Primera lectura Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (16,1-10) «En aquellos días, Pablo llegó a Derbe y luego a Listra. Había alli un discipulo que se llamaba …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 3 de Mayo de 2024

Lecturas del Santos Felipe y Santiago, apóstoles Primera lectura Lectura de la primera carta del …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *