Oración de la noche del 25 de Octubre

«Al finalizar este día, vengo ante Ti con un corazón lleno de esperanza y amor. Te doy gracias por la bendición de tener a mi lado a esa persona especial con la que deseo compartir cada momento, cada risa, cada desafío y cada alegría. Te pido, Señor, que fortalezcas los lazos que nos unen, que nos guíes en el camino del amor verdadero y que nos prepares para el sagrado compromiso del matrimonio.

Ayúdanos a ser pacientes el uno con el otro, a comprender nuestras diferencias y a celebrar nuestras similitudes. Que en los momentos de duda, podamos encontrar refugio en Tu palabra y en la certeza de que nos has unido con un propósito divino. Ilumina nuestro camino, Señor, para que podamos construir juntos un hogar lleno de fe, amor y respeto.

Te pido que nos protejas de cualquier obstáculo o tentación que pueda alejarnos de Tu gracia y de nuestro compromiso mutuo. Que en cada decisión que tomemos, busquemos primero Tu voluntad y que, al hacerlo, nuestro amor crezca y se fortalezca aún más.

Señor, confiamos en Tu plan perfecto para nosotros. Te pedimos que nos bendigas con la gracia de unirnos en matrimonio, de ser testigos de Tu amor y de ser un reflejo de Cristo en nuestra relación.

Te lo pedimos en el nombre de Jesús, nuestro Salvador y guía.

Amén.»

Reflexión

Amigos,

El amor es uno de los regalos más preciosos que Dios nos ha dado. Es ese sentimiento que nos llena de alegría, nos da fuerza en los momentos difíciles y nos une de una manera especial a otra persona. Pero, como todo en esta vida, el amor también necesita ser cuidado, alimentado y fortalecido. La oración que acabamos de compartir nos recuerda la importancia de poner a Dios en el centro de nuestras relaciones, especialmente cuando estamos pensando en dar el paso del matrimonio.

No es casualidad que, cuando dos personas deciden unirse en matrimonio, lo hagan delante de Dios y de una comunidad. Porque el matrimonio no es solo la unión de dos personas, sino también la unión de dos almas que, con la bendición de Dios, se convierten en una. Y ese camino, aunque lleno de alegrías, también tiene sus desafíos. Por eso es tan importante pedirle a Dios que nos guíe, que nos dé la sabiduría y la paciencia para superar los obstáculos y que fortalezca nuestro amor cada día.

Amigos, recordemos siempre que el amor es un regalo, pero también una responsabilidad. Cuidémoslo, protejámoslo y, sobre todo, pongámoslo en manos de Dios. Porque, como dice el dicho: «El amor que viene de Dios, nunca se acaba».

Que el Señor nos bendiga en nuestro camino de amor y nos dé la gracia de vivirlo plenamente. ¡Feliz y bendecida noche a todos!

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 5 de Mayo

Padre Celestial, al recibir la luz de este nuevo día, elevo mi corazón lleno de esperanza y gratitud hacia Ti. En esta mañana, deseo enfocarme en la generosidad, esa virtud …

Oración de la noche del 4 de Mayo

«Señor eterno y misericordioso, al finalizar este día, me inclino ante Ti con un corazón …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 4 de Mayo de 2024

Primera lectura Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (16,1-10) «En aquellos días, Pablo llegó a Derbe y luego a Listra. Había alli un discipulo que se llamaba …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 3 de Mayo de 2024

Lecturas del Santos Felipe y Santiago, apóstoles Primera lectura Lectura de la primera carta del …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *