Oración de la noche del 19 de Febrero

«Señor Todopoderoso, mientras la noche envuelve el mundo en su tranquilo abrazo, nos reunimos en oración para reflexionar y agradecerte por todas las bendiciones y lecciones de este día. En este momento de quietud, queremos meditar sobre el tema de la creación, sobre la maravillosa obra de Tus manos que nos rodea y sostiene nuestra existencia.

Padre Creador, Tú que has formado los cielos y la tierra, que has pintado el cielo con estrellas y has llenado nuestro mundo con una diversidad asombrosa de vida, te damos gracias por el regalo de la creación. Nos maravillamos ante la belleza de las montañas, la vastedad del mar, la delicadeza de una flor y la complejidad de cada ser vivo que refleja Tu gloria y Tu ingenio.

En las Escrituras, nos recuerdas que debemos cuidar y preservar esta tierra que nos has confiado (Génesis 2:15). Concede, Señor, que tomemos esta responsabilidad con seriedad y amor, reconociendo que cada acto de cuidado hacia la creación es un acto de adoración hacia Ti, el Creador de todo.

Ayúdanos a ser conscientes del impacto de nuestras acciones en el medio ambiente y a buscar maneras de vivir que promuevan la salud y la sostenibilidad de nuestro hogar común. Inspíranos a compartir los recursos de la tierra con justicia y generosidad, recordando siempre que lo que hacemos al más pequeño de Tus seres, a Ti te lo hacemos.

En esta noche, te pedimos especialmente por aquellos que sufren debido a la degradación ambiental: por las comunidades afectadas por la contaminación, por los animales en peligro de extinción, por los ecosistemas frágiles que luchan por sobrevivir. Que encuentren en nosotros aliados para su protección y conservación.

Que al descansar esta noche, renovemos nuestro compromiso de cuidar Tu creación con amor y respeto, para que las futuras generaciones puedan también experimentar la belleza y la abundancia de este mundo que nos has dado.

Te lo pedimos en el nombre de Jesús, por quien todas las cosas fueron hechas y en quien todo se mantiene.

Amén.»

«Cuidar la creación es honrar al Creador»

Reflexión

Queridos hermanos y hermanas,

Al finalizar este día, me siento llamado a compartir con ustedes algunas reflexiones sobre un tema que es de vital importancia para todos nosotros, pero que a veces olvidamos en la agitación de nuestra vida diaria: el cuidado de la creación de Dios.

Nuestro mundo, con toda su belleza y diversidad, es un regalo maravilloso del Señor. Cada amanecer, cada flor que se abre, cada brisa que acaricia nuestro rostro nos habla del amor y la creatividad de Dios. Sin embargo, ¿cuántas veces pasamos por alto estas maravillas? ¿Cuántas veces olvidamos nuestro papel como guardianes de la creación?

La Biblia nos enseña que somos responsables de cuidar este mundo que Dios nos ha confiado. Este no es solo un deber moral, sino una forma de alabar a Dios por todo lo que Él ha hecho. Sin embargo, el cuidado de la creación va más allá de admirar su belleza; implica acciones concretas para preservarla y protegerla.

En este tiempo de Cuaresma, tiempo de reflexión y cambio, los invito a considerar cómo cada uno de nosotros puede contribuir al cuidado de nuestro hogar común. Pequeñas acciones como reciclar, conservar agua, usar menos plástico, y apoyar prácticas sostenibles son maneras en las que podemos mostrar nuestro amor y respeto por la creación de Dios.

Pero el cuidado de la creación también implica levantar nuestra voz por aquellos que sufren las consecuencias más graves de la degradación ambiental, a menudo las comunidades más pobres y vulnerables de nuestro mundo. Ellos nos recuerdan que nuestro compromiso con el medio ambiente es también un compromiso con la justicia y el amor al prójimo.

Queridos amigos, que nuestra reflexión y nuestras acciones en este tiempo cuaresmal reflejen nuestro deseo de vivir en armonía con la creación de Dios. Que recordemos siempre que cada acto de cuidado hacia nuestro mundo es un eco del amor de Dios por nosotros.

Para concluir, quisiera dejarles esta reflexión: «Cuidar la creación es honrar al Creador». Que esta verdad inspire nuestro caminar diario y guíe nuestras acciones hacia un futuro más sostenible y justo para todos.

Que tengan una noche de descanso y paz, con la esperanza de un mañana en el que juntos trabajemos por cuidar y celebrar el regalo maravilloso de la creación de Dios.

Dios los bendiga, hoy y siempre.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 5 de Mayo

Padre Celestial, al recibir la luz de este nuevo día, elevo mi corazón lleno de esperanza y gratitud hacia Ti. En esta mañana, deseo enfocarme en la generosidad, esa virtud …

Oración de la noche del 4 de Mayo

«Señor eterno y misericordioso, al finalizar este día, me inclino ante Ti con un corazón …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 4 de Mayo de 2024

Primera lectura Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (16,1-10) «En aquellos días, Pablo llegó a Derbe y luego a Listra. Había alli un discipulo que se llamaba …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 3 de Mayo de 2024

Lecturas del Santos Felipe y Santiago, apóstoles Primera lectura Lectura de la primera carta del …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *