Oración de la noche del 14 de Septiembre

Oración nocturna de agradecimiento por el trabajo y súplica de nuevas oportunidades

Padre celestial, al llegar el final de este día, te doy gracias por cada instante vivido en mi trabajo. Agradezco las manos y el corazón que me has dado para empeñarme en mis tareas diarias, y por cada desafío que me lleva a crecer y a confiar más en Ti.

Señor, Tú conoces las inquietudes de mi corazón, las aspiraciones que guardo y las oportunidades que anhelo. Te pido que, mientras descanso esta noche, prepares el camino para que nuevas puertas se abran y me guíes hacia ellas con sabiduría y discernimiento.

Gracias, Señor, por cada persona con la que he colaborado hoy, por las enseñanzas y aprendizajes que juntos hemos compartido. Te pido que bendigas nuestras manos y mentes, para que juntos construyamos un mañana más próspero y en consonancia con Tu voluntad.

Padre amado, si en algún momento del día no actué con caridad o paciencia, te pido perdón. Ayúdame a enmendar mis faltas y a ser un mejor reflejo de Tu amor en mi entorno laboral.

Mientras la noche avanza y el silencio envuelve mi hogar, deposito en Ti mis preocupaciones y ansiedades. Renueva mis fuerzas, oh Señor, para enfrentar un nuevo día de trabajo con esperanza, alegría y confianza en las maravillosas obras que Tú estás realizando en mi vida.

En el nombre de Jesús, nuestro Salvador, te presento esta oración.

Amén.

Reflexión

Nuestro trabajo, queridos hermanos y hermanas, no es solo una manera de ganarnos la vida. Es un medio por el cual el Señor nos moldea, nos enseña y nos permite ser testimonio de Su amor en el mundo. Cada día laboral es una oportunidad para crecer en virtudes, para aprender a servir y para acercarnos más a la voluntad divina.

La oración que hemos elevado es un recordatorio de que, detrás de cada tarea, detrás de cada reto laboral, está la mano de Dios guiándonos y dándonos la fortaleza necesaria. Asimismo, nos recuerda la importancia de reconocer nuestras faltas, pues en el ámbito laboral, como en cualquier otro, somos propensos a equivocarnos. Pero el Señor, en su infinita misericordia, siempre está dispuesto a escucharnos y a darnos una nueva oportunidad.

Por último, esta oración nos invita a mirar el futuro con esperanza, a confiar en que las oportunidades vendrán si mantenemos nuestra fe y esfuerzo centrados en Dios. No debemos temer a los desafíos o a los cambios, pues con el Señor a nuestro lado, todo es posible. Al dormir esta noche, hagamos un acto de confianza en que, después del descanso, Dios nos brindará un nuevo día lleno de bendiciones y posibilidades en nuestro trabajo.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 3 de Marzo

«Oh Señor, al alba de este 3 de marzo, nos presentamos ante Ti, con almas que anhelan ser llenadas de Tu presencia y sabiduría, para reflexionar sobre un tema que …

Oración de la noche del 2 de Marzo

«Amado Padre Celestial, conforme el sol se pone este 2 de marzo, nos reunimos en …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 2 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura de la profecía de Miqueas (7,14-15.18-20) «Pastorea a tu pueblo, Señor, con tu cayado,al rebaño de tu heredad,que anda solo en la espesura,en medio del bosque;que se …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 1 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura del libro del Génesis (37,3-4.12-13a.17b-28) «Israel amaba a José más que a todos …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *