Oración de la noche del 12 de Diciembre

«Señor amado, en la quietud de esta noche del 12 de Diciembre, venimos ante Ti con corazones llenos de gratitud por las bendiciones de este día. Gracias por tu guía constante, por el amor que nos rodea y por la paz que brindas a nuestras almas.

En esta hora de descanso, te pedimos que nos ayudes a encontrar tranquilidad y renovación en Tu presencia. Que nuestras preocupaciones y tensiones del día se disuelvan en la confianza de Tu cuidado amoroso. Como nos recuerda el Salmo 4:8, «En paz me acostaré, y asimismo dormiré; porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado».

Rogamos por aquellos que están atravesando momentos difíciles, ya sea en la salud, en las relaciones personales o en desafíos emocionales. Que sientan tu consuelo y amor en esta noche, y que encuentren esperanza y fortaleza en Ti.

Bendícenos con un sueño reparador y con sueños que refresquen nuestro espíritu. Prepáranos para un nuevo día lleno de oportunidades para servirte, amarte y honrar tu nombre en todo lo que hagamos.

Por Cristo, nuestro Señor,

Amén.»

«Que la paz de Dios, que excede todo entendimiento, guarde vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús» (Filipenses 4:7)

Reflexión

Queridos hermanos y hermanas en la fe,

Al finalizar este día, quisiera reflexionar con ustedes sobre la importancia de confiar en Dios, especialmente en los momentos de quietud y descanso nocturno. La noche nos brinda una oportunidad única para dejar nuestras cargas en manos de Dios y encontrar paz en Su presencia.

Hoy, en nuestra oración, hemos buscado esa paz que sobrepasa todo entendimiento. En un mundo que a menudo puede parecer caótico y estresante, es esencial recordar que Dios está con nosotros, ofreciéndonos descanso y renovación.

También hemos recordado a aquellos que enfrentan desafíos en sus vidas. En nuestra comunidad de fe, estamos llamados a llevar las cargas los unos de los otros, a orar los unos por los otros, y a ofrecer apoyo y consuelo en nombre de Cristo.

Que esta oración nocturna nos recuerde que, al final del día, podemos confiar en Dios para que nos brinde descanso y paz. Que nuestras noches sean momentos de recarga y renovación, para que podamos enfrentar cada nuevo día con energía, esperanza y amor.

Que tengan una noche tranquila y bendecida.


Espero que estas palabras les brinden consuelo y paz, recordándoles confiar en la presencia y el cuidado amoroso de Dios durante la noche y en todos los momentos de sus vidas.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 3 de Marzo

«Oh Señor, al alba de este 3 de marzo, nos presentamos ante Ti, con almas que anhelan ser llenadas de Tu presencia y sabiduría, para reflexionar sobre un tema que …

Oración de la noche del 2 de Marzo

«Amado Padre Celestial, conforme el sol se pone este 2 de marzo, nos reunimos en …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 2 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura de la profecía de Miqueas (7,14-15.18-20) «Pastorea a tu pueblo, Señor, con tu cayado,al rebaño de tu heredad,que anda solo en la espesura,en medio del bosque;que se …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 1 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura del libro del Génesis (37,3-4.12-13a.17b-28) «Israel amaba a José más que a todos …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *