Oración de la mañana del 9 de Abril

«Al abrir nuestros ojos a la luz de este nuevo día, 9 de abril, nos postramos ante Ti, Señor, con un espíritu de renovación y un corazón dispuesto a servir. Inspirados por la parábola del buen samaritano en Lucas 10:33-34, ‘Pero un samaritano, que iba de camino, llegó cerca de él, y al verle, fue movido a misericordia. Y acercándose, vendó sus heridas, echando en ellas aceite y vino; y poniéndole en su propia cabalgadura, le llevó al mesón, y cuidó de él’, te pedimos que este día nos encuentre dispuestos a actuar con compasión y amor hacia aquellos que necesitan nuestra ayuda y nuestro consuelo.

Danos la visión para reconocer al prójimo en necesidad, no solo en aquellos que conocemos y amamos, sino también en los extraños y en los que son diferentes a nosotros. Impúlsanos a superar las barreras del prejuicio y la indiferencia, y a acercarnos a los demás con un corazón abierto y manos dispuestas a ofrecer alivio y apoyo. Que nuestra vida sea un reflejo de Tu infinito amor y misericordia, y que a través de nuestras acciones podamos ser un testimonio vivo de la bondad y la compasión que nos enseñaste. Ayúdanos a ser samaritanos en nuestro mundo de hoy, llevando esperanza a los desesperados, amor a los olvidados y luz en las tinieblas.

Concédenos la fuerza para no desviar nuestra mirada de las necesidades de los demás, y la sabiduría para actuar de manera que honre Tu nombre. Que este día sea una oportunidad para crecer en fe y en amor al prójimo, recordando siempre que servir a los demás es servirte a Ti.

En el nombre de Jesús,

Amén.»

«Que el amanecer de cada nuevo día renueve nuestro compromiso de vivir el amor al prójimo, recordándonos que en el corazón de la compasión encontramos el camino hacia la verdadera felicidad.»

Reflexión

Queridos hermanos y hermanas, reunidos en la luz de este nuevo día que el Señor nos ha dado, me siento bendecido por poder compartir con ustedes estas palabras de reflexión y esperanza. La parábola del buen samaritano, que hemos evocado en nuestra oración matutina, nos ofrece una poderosa enseñanza sobre la compasión, el servicio y el amor al prójimo, principios fundamentales en nuestra caminata cristiana.

En nuestra sociedad, a menudo encontramos divisiones, prejuicios y una marcada indiferencia hacia el sufrimiento de los demás. Sin embargo, la llamada de Jesús es clara y desafiante: estamos llamados a ser prójimos, a ser samaritanos, para aquellos que encontramos heridos en el camino de la vida. Esta no es una opción entre muchas; es el corazón mismo del Evangelio.

Hoy, quiero invitarlos a reflexionar: ¿Quiénes son los «heridos» en nuestro camino? ¿A quiénes hemos pasado por alto, tal vez debido a nuestro apuro, nuestro miedo o nuestra indiferencia? El samaritano de la parábola nos enseña que el amor al prójimo va más allá de las fronteras de la raza, la religión y la nacionalidad. Nos muestra que la misericordia y la compasión son las verdaderas marcas de un seguidor de Cristo.

Que este día nos encuentre dispuestos a detenernos, a inclinarnos hacia aquellos que necesitan nuestra ayuda, ofreciendo no solo palabras de consuelo, sino acciones concretas de amor y servicio. Que podamos superar nuestros prejuicios y miedos para acercarnos a todos como verdaderos hermanos y hermanas en Cristo.

Y así, mientras salimos hoy al mundo, llevemos con nosotros el espíritu del buen samaritano, recordando que en cada acto de compasión, en cada gesto de amor, estamos sirviendo al mismo Cristo.

Para concluir, les dejo con este pensamiento: «Que el amanecer de cada nuevo día renueve nuestro compromiso de vivir el amor al prójimo, recordándonos que en el corazón de la compasión encontramos el camino hacia la verdadera felicidad.» Que Dios los bendiga en este empeño, y que su paz y su amor guíen sus pasos en cada momento. Que tengan un día lleno de amor y servicio.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 5 de Mayo

Padre Celestial, al recibir la luz de este nuevo día, elevo mi corazón lleno de esperanza y gratitud hacia Ti. En esta mañana, deseo enfocarme en la generosidad, esa virtud …

Oración de la noche del 4 de Mayo

«Señor eterno y misericordioso, al finalizar este día, me inclino ante Ti con un corazón …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 4 de Mayo de 2024

Primera lectura Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (16,1-10) «En aquellos días, Pablo llegó a Derbe y luego a Listra. Había alli un discipulo que se llamaba …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 3 de Mayo de 2024

Lecturas del Santos Felipe y Santiago, apóstoles Primera lectura Lectura de la primera carta del …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *