Oración de la mañana del 28 de Diciembre

«Amado Señor, en la frescura de esta mañana del 28 de Diciembre, me presento ante Ti con un corazón abierto y agradecido. Gracias por el regalo de un nuevo día, por el aire fresco de la mañana y por la oportunidad de vivir, amar y servir en tu nombre.

En este día, te pido que nos guíes en nuestro camino. Que nuestras palabras y acciones sean un reflejo de tu amor y tu gracia. Ayúdanos a ser pacientes, amables y comprensivos, especialmente con aquellos que puedan estar pasando por momentos difíciles. Inspíranos a ser portadores de esperanza y luz en un mundo que a menudo puede sentirse oscuro y desafiante.

Te rogamos por aquellos que enfrentan pruebas y tribulaciones. Que encuentren en Ti fortaleza y consuelo, y que nuestra comunidad sea un lugar de apoyo y amor fraterno. Ayúdanos a recordar que, a través del amor y la compasión, podemos hacer una diferencia significativa en la vida de los demás.

Bendícenos en este día para que podamos ser testimonios vivos de tu amor y tu bondad, llevando tu luz a cada rincón de nuestras vidas.

Por Cristo, nuestro Señor,

Amén.»

«Que cada amanecer nos traiga la renovación de la fe y la esperanza, y que cada día sea una expresión de nuestro amor y servicio a Dios y a nuestra comunidad.»

Reflexión

Queridos hermanos y hermanas,

Al comienzo de este nuevo día, el 28 de Diciembre, deseo compartir con ustedes algunas reflexiones personales sobre la importancia de comenzar cada día con Dios y el impacto que esto tiene en nuestras vidas. Para mí, cada mañana es una nueva oportunidad para acercarme a Dios, para pedir su guía y para ofrecer mi día en servicio a Él y a los demás.

En nuestra oración de hoy, hemos pedido ser instrumentos de su amor y luz. En mi experiencia personal, he encontrado que vivir con esta intención no solo enriquece mi vida espiritual, sino que también me brinda una profunda sensación de propósito y alegría. Es un recordatorio constante de que, en las pequeñas acciones cotidianas, podemos reflejar el amor de Dios.

También hemos orado por aquellos que están luchando, recordando que todos enfrentamos nuestras propias batallas. En mi rol como párroco, he aprendido que el apoyo, la comprensión y la oración pueden ser de gran consuelo para aquellos que están en dificultades, y que todos tenemos la capacidad de ser un faro de esperanza y amor para los demás.

«Que cada amanecer nos traiga la renovación de la fe y la esperanza, y que cada día sea una expresión de nuestro amor y servicio a Dios y a nuestra comunidad.»

Que tengan un día bendecido, lleno de amor, paz y la gracia de Dios.


Que estas palabras les inspiren y guíen a comenzar cada día con Dios, buscando ser reflejos de su amor y luz en todo lo que hacen y con todos los que encuentran.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 5 de Mayo

Padre Celestial, al recibir la luz de este nuevo día, elevo mi corazón lleno de esperanza y gratitud hacia Ti. En esta mañana, deseo enfocarme en la generosidad, esa virtud …

Oración de la noche del 4 de Mayo

«Señor eterno y misericordioso, al finalizar este día, me inclino ante Ti con un corazón …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 4 de Mayo de 2024

Primera lectura Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (16,1-10) «En aquellos días, Pablo llegó a Derbe y luego a Listra. Había alli un discipulo que se llamaba …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 3 de Mayo de 2024

Lecturas del Santos Felipe y Santiago, apóstoles Primera lectura Lectura de la primera carta del …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *