Oración de la mañana del 26 de Abril

«Señor, al abrir nuestros ojos a la luz de este nuevo día, 26 de abril, te ofrecemos nuestro primer pensamiento y nuestra primera alabanza. Inspirados por Tu palabra en 2 Corintios 5:17, ‘De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas’, te pedimos que renueves nuestro corazón y nuestra mente, permitiéndonos ver cada día como una oportunidad para reflejar más claramente Tu amor y Tu gracia.

Gracias, Dios de misericordia, por la promesa de renovación y esperanza que cada amanecer trae. En este día, te rogamos que nos ayudes a dejar atrás las cargas y errores del pasado, no para olvidar nuestras lecciones, sino para avanzar hacia el futuro con una perspectiva renovada y optimista.

Impúlsanos, Señor, a abrazar cada desafío y cada bendición de hoy con una actitud de gratitud y un corazón dispuesto a aprender y crecer. Que nuestras palabras y acciones sean un testimonio vivo de la transformación que has obrado en nosotros, mostrando paciencia, bondad y compasión en todas nuestras interacciones.

Que este día sea una manifestación de Tu obra en nosotros, ayudándonos a vivir como verdaderas nuevas criaturas en Cristo. Te pedimos por todos aquellos que todavía buscan su camino hacia Ti, que puedan encontrar en nuestra comunidad un reflejo de Tu amor y Tu invitación a una vida transformada.

Concede que caminemos en la certeza de Tu amor y la fuerza de Tu espíritu, listos para enfrentar todo lo que este día nos depare con la confianza de que, contigo, todas las cosas son posibles.

Te lo pedimos en el nombre de Jesús, quien nos hace nuevas criaturas. Amén.»

«Que cada amanecer nos recuerde nuestra renovación en Cristo, y que cada paso que demos sea una afirmación de nuestra nueva vida en Él.»

Reflexión

Queridos hermanos y hermanas, al reunirnos en la frescura de esta mañana, siento una profunda gratitud por cada uno de ustedes y por la nueva oportunidad que Dios nos ofrece para vivir y servir. Hoy, nuestra oración se centra en la maravillosa promesa de renovación en Cristo, que nos invita a ver cada día como un regalo y cada momento como una posibilidad para crecer en fe y amor.

La idea de ser nuevas criaturas en Cristo es un llamado poderoso a examinar nuestras vidas y preguntarnos cómo estamos reflejando los cambios que Él ha hecho en nosotros. ¿Estamos dejando atrás las viejas formas que nos separan de Dios y de los demás? ¿Estamos viviendo realmente como personas transformadas por Su gracia?

Hoy, les animo a abrazar la renovación que Dios ofrece. No se trata simplemente de mejorar un poco aquí y allá, sino de una transformación completa, de la manera en que vemos, pensamos, y actuamos. Que este día sea una expresión de esa transformación, mostrando al mundo que somos nuevas creaciones, no por nuestro poder, sino por el amor y la gracia de Dios en nosotros.

Que nuestra comunidad sea un lugar donde otros puedan venir y ver esa transformación en acción, un lugar donde el amor de Dios es tan palpable que no puede ser ignorado. Que seamos un testimonio vivo de Su poder para cambiar vidas y restaurar esperanzas.

Y así, queridos amigos, mientras nos dispusimos a vivir este día, que lo hagamos con el gozo y la certeza de que Dios está trabajando en nosotros y a través de nosotros. Que nuestra vida diaria sea una continua celebración de la nueva creación que somos en Cristo.

Para concluir nuestra reflexión de esta mañana, les dejo con este pensamiento final: «Que cada amanecer nos recuerde nuestra renovación en Cristo, y que cada paso que demos sea una afirmación de nuestra nueva vida en Él.» Que tengan un día bendecido, lleno de las nuevas posibilidades que sólo Dios puede ofrecer.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 5 de Mayo

Padre Celestial, al recibir la luz de este nuevo día, elevo mi corazón lleno de esperanza y gratitud hacia Ti. En esta mañana, deseo enfocarme en la generosidad, esa virtud …

Oración de la noche del 4 de Mayo

«Señor eterno y misericordioso, al finalizar este día, me inclino ante Ti con un corazón …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 4 de Mayo de 2024

Primera lectura Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (16,1-10) «En aquellos días, Pablo llegó a Derbe y luego a Listra. Había alli un discipulo que se llamaba …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 3 de Mayo de 2024

Lecturas del Santos Felipe y Santiago, apóstoles Primera lectura Lectura de la primera carta del …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *