Oración de la mañana del 20 de Diciembre

«Amado Señor, en este amanecer del Miércoles, en el corazón del tiempo de Adviento, nos reunimos para agradecerte por el don de un nuevo día. Gracias por la esperanza que este tiempo trae, por la anticipación del nacimiento de tu Hijo, Jesucristo, y por la luz que Él trae a nuestro mundo.

En esta mañana, te pedimos que nos llenes de tu Espíritu Santo. Que el espíritu del Adviento nos inspire a preparar nuestros corazones para recibirte. Ayúdanos a centrarnos en la verdadera esencia de esta temporada: amor, paz, esperanza y alegría. Que, al igual que María y José, podamos encontrar fortaleza y fe en tu plan, confiando plenamente en tu guía.

Te rogamos por aquellos que encuentran este tiempo difícil, ya sea por soledad, pérdida o estrés. Que sientan tu presencia consoladora y sepan que no están solos. Que nosotros, como tu comunidad, podamos ser un reflejo de tu amor, extendiendo nuestra compasión y apoyo a quienes lo necesitan.

Bendícenos en este día, para que cada palabra y cada acción sean un testimonio de tu amor y tu gracia.

Por Cristo, nuestro Señor,

Amén.»

«Que la esperanza y la luz del Adviento iluminen nuestros caminos y nos preparen para recibir con alegría el nacimiento de Jesús.»

Reflexión

Queridos hermanos y hermanas,

En este hermoso amanecer del 20 de Diciembre, en pleno Adviento, quisiera compartir con ustedes mis pensamientos personales sobre esta época de preparación y expectativa. El Adviento es un tiempo especial para mí, un recordatorio de que Dios está siempre cerca, trayendo luz a nuestras vidas.

En nuestra oración de esta mañana, hemos invocado el espíritu del Adviento, buscando preparar nuestros corazones para el nacimiento de Jesús. En mi vida personal, he encontrado que el Adviento es un tiempo para reflexionar sobre mi fe, para renovar mi compromiso con Dios y para extender amor y bondad a los demás.

También hemos recordado a aquellos que pueden estar luchando en esta temporada. En mi caminar como párroco, he visto cómo el amor y la esperanza que encontramos en Jesús pueden ser una fuente de consuelo y fortaleza, no solo para mí, sino para toda nuestra comunidad.

Que este tiempo de Adviento nos inspire a todos a vivir con mayor esperanza, amor, paz y alegría. Que nuestros corazones y hogares se llenen de la luz de Cristo.

«Que la esperanza y la luz del Adviento iluminen nuestros caminos y nos preparen para recibir con alegría el nacimiento de Jesús.»

Que tengan un día bendecido, lleno de la paz y el amor de Dios.


Que estas palabras les sirvan de inspiración y les recuerden vivir cada día del Adviento con esperanza y alegría, preparando sus corazones para la venida de Cristo.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 5 de Mayo

Padre Celestial, al recibir la luz de este nuevo día, elevo mi corazón lleno de esperanza y gratitud hacia Ti. En esta mañana, deseo enfocarme en la generosidad, esa virtud …

Oración de la noche del 4 de Mayo

«Señor eterno y misericordioso, al finalizar este día, me inclino ante Ti con un corazón …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 4 de Mayo de 2024

Primera lectura Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (16,1-10) «En aquellos días, Pablo llegó a Derbe y luego a Listra. Había alli un discipulo que se llamaba …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 3 de Mayo de 2024

Lecturas del Santos Felipe y Santiago, apóstoles Primera lectura Lectura de la primera carta del …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *