Oración de la mañana del 19 de Noviembre

«Señor, en este nuevo día que amanece, te doy gracias por la luz que entra por mi ventana y por la vida que me regalas.

Gracias por las enseñanzas del libro de Proverbios, que me recuerdan el valor incalculable de las personas en mi vida, aquellos que, con su labor diaria y su fe firme, son reflejo de tu amor y tu sabiduría. Ayúdame a valorar y reconocer a cada una de estas personas hoy y siempre.

Te pido que, como nos enseña San Pablo, me mantengas alerta y vigilante en mi fe. Que no me deje llevar por las distracciones del mundo, sino que viva cada momento como hijo de la luz, consciente de tu presencia y guía en mi vida.

Inspirado en la parábola de los talentos que nos cuenta el Evangelio según San Mateo, te pido la valentía y la sabiduría para utilizar los dones que me has dado. Que pueda invertir mis talentos y recursos para construir tu reino aquí en la tierra, sirviendo a los demás y glorificándote en cada acción.

En este día, Señor, que cada palabra, cada gesto, cada decisión, sea un reflejo de tu amor y tu gracia. Que viva con gratitud, alerta y generosidad, llevando tu luz a cada rincón de mi vida.

Amén.»

Reflexión

Queridos amigos y amigas,

Empezando con la lectura de Proverbios, ¿no les parece increíble cómo nos habla de la mujer hacendosa? Me hace pensar en todas esas personas maravillosas en nuestras vidas que hacen tanto, a menudo sin que se les reconozca. Son como esos hilos que mantienen todo unido, ¿saben? Y a veces, no nos damos cuenta de lo valiosas que son hasta que nos detenemos a pensar en todo lo que hacen. Me recuerda a decir un ‘gracias’ más a menudo.

Luego, esa carta a los Tesalonicenses, cuando habla de vivir como hijos de la luz, me hace reflexionar sobre cómo estamos viviendo realmente. A veces, nos atrapan las cosas cotidianas, y podemos olvidarnos de mirar más allá, de vivir con un propósito más grande. Es como cuando te despiertas y te das cuenta de que has estado en piloto automático. Esta lectura es un buen recordatorio para estar más presentes, más conscientes.

Y el Evangelio de Mateo, con la historia de los talentos, siempre me hace detenerme un poco. Es una de esas historias que te hacen pensar en lo que estás haciendo con lo que tienes. No solo en términos de dinero o habilidades, sino en todas las formas en que puedes contribuir. Me hace preguntarme: ¿Estoy realmente haciendo todo lo que puedo con lo que se me ha dado? A veces, puede dar un poco de miedo dar ese paso extra, pero parece que eso es lo que se nos anima a hacer.

Así que, mientras reflexionamos sobre estas lecturas, tal vez podríamos pensar en cómo estamos valorando a esas personas especiales en nuestra vida, cómo estamos viviendo nuestro día a día y cómo estamos utilizando lo que tenemos para hacer una diferencia.

«En la vida, se trata de apreciar a quienes nos rodean, estar presentes en cada momento y usar lo que tenemos para el bien.»

Que estas palabras nos inspiren a vivir con un poco más de gratitud, atención y valentía.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 5 de Mayo

Padre Celestial, al recibir la luz de este nuevo día, elevo mi corazón lleno de esperanza y gratitud hacia Ti. En esta mañana, deseo enfocarme en la generosidad, esa virtud …

Oración de la noche del 4 de Mayo

«Señor eterno y misericordioso, al finalizar este día, me inclino ante Ti con un corazón …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 4 de Mayo de 2024

Primera lectura Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (16,1-10) «En aquellos días, Pablo llegó a Derbe y luego a Listra. Había alli un discipulo que se llamaba …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 3 de Mayo de 2024

Lecturas del Santos Felipe y Santiago, apóstoles Primera lectura Lectura de la primera carta del …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *