Oración de la mañana del 15 de Marzo

«Amado Señor, al recibir la luz de este nuevo día, el 15 de marzo, un viernes que marca el final de otra semana laboral, me postro ante Ti con un corazón lleno de gratitud y reflexión. Hoy, deseo centrar mi oración en el tema del descanso, ese regalo sagrado que nos ofreces como un recordatorio de tu cuidado y amor por nosotros. En Éxodo 20:8-10, nos instruyes a «Acuérdate del día de reposo para santificarlo. Seis días trabajarás y harás toda tu obra, pero el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios».

Te doy gracias, Padre, por el trabajo de esta semana, por las oportunidades que me has dado para crecer, servir y amar a través de mis labores. Te pido que, al acercarnos al fin de esta semana, me ayudes a encontrar el verdadero descanso en Ti, un descanso que renueve mi cuerpo, mente y espíritu.

Ayúdame a entender que el descanso no es simplemente una pausa de las actividades cotidianas, sino una oportunidad para reconectar contigo, para llenarme de tu paz y tu presencia. Que pueda utilizar este tiempo para reflexionar sobre tu bondad, meditar en tu Palabra y disfrutar de las bendiciones que me rodean.

Por aquellos que se sienten abrumados por el cansancio, el estrés o la preocupación, te pido que les brindes tu consuelo y les muestres el camino hacia tu reposo. Que todos podamos experimentar el descanso que proviene de saber que Tú estás en control, confiando nuestras cargas y preocupaciones en tus manos amorosas.

Gracias, Señor, por este viernes, por la promesa de descanso y por la esperanza de un fin de semana para rejuvenecer en tu amor. Que este día sea un reflejo de tu paz y un anticipo del reposo eterno que nos has prometido en Cristo Jesús.

Amén.»

«En el silencio del descanso, Dios susurra a nuestros corazones, recordándonos que en Su presencia encontramos la verdadera paz y el reposo para nuestras almas.»

Reflexión: El Sagrado Don del Descanso

Queridos hermanos y hermanas, al concluir otra semana de trabajo y esfuerzo, nos reunimos en este hermoso viernes para reflexionar sobre un aspecto de nuestra vida que a menudo pasamos por alto: el descanso.

En nuestra sociedad, donde el valor de una persona a menudo se mide por su productividad, el descanso puede ser visto como un lujo o incluso como una señal de pereza. Sin embargo, Dios, en su infinita sabiduría, nos ha mostrado que el descanso es esencial, no solo para nuestro bienestar físico, sino también para nuestra salud espiritual.

El descanso es un regalo de Dios, una invitación a detenernos, a respirar, a reconectar con Él y con las personas que amamos. Es un tiempo para recordar que no somos máquinas, sino seres creados a imagen de Dios, llamados a vivir en equilibrio y armonía.

Este fin de semana, les invito a abrazar el descanso no solo como una pausa de sus labores, sino como una práctica espiritual. Que sea un tiempo para disfrutar de la creación de Dios, para alimentar sus relaciones, para deleitarse en las pequeñas alegrías de la vida y, sobre todo, para profundizar en su relación con el Señor.

Recuerden, queridos amigos, que nuestro valor no se define por lo mucho que hacemos, sino por quiénes somos en Cristo. En Él encontramos nuestro verdadero descanso, esa paz que el mundo no puede dar.

Que este fin de semana sea un recordatorio de que Dios nos llama a vivir plenamente, a trabajar con diligencia, pero también a descansar con gratitud. Y que en ese descanso, podamos encontrar renovación y fuerza para enfrentar un nuevo día, sabiendo que cada momento es un regalo de su amor.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la noche del 11 de Abril

«Al cerrar nuestros ojos en la serenidad de esta noche, 11 de abril, nos reunimos en Tu presencia, Padre Celestial, llevando en nuestro corazón el día que hemos vivido, con …

Oración de la mañana del 11 de Abril

«En la luz refrescante de este nuevo día, 11 de abril, nos acercamos a Ti, …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 11 de Abril de 2024

Primera lectura Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (5,27-33) «En aquellos días, los apóstoles fueron conducidos a comparecer ante el Sanedrín y el sumo sacerdote los interrogó, …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 10 de Abril de 2024

Primera lectura Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (5,17-26) «En aquellos días, …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *