Oración de la mañana del 14 de Septiembre

Oración Matutina Basada en el Salmo 118:24 (NVI)

«Este es el día que hizo el Señor; nos gozaremos y alegraremos en él.»

Oh Dios amoroso, al despertar en esta nueva jornada y al abrir mis ojos al esplendor del amanecer, soy recordado de las palabras de los Salmos, que proclaman que cada día es una creación tuya. Te doy gracias por este nuevo día que me has otorgado, una nueva oportunidad para vivir, amar y servir.

Este día, que has hecho para nosotros, lo recibo con un corazón agradecido, reconociendo que es un regalo tuyo. Ayúdame a no darlo por sentado, sino a vivirlo con pasión y propósito, buscando siempre reflejar tu amor y luz en cada acción y palabra.

Enséñame a ver tu mano en cada detalle de este día. Que pueda encontrar gozo en las pequeñas bendiciones, fortaleza en los desafíos y sabiduría en cada decisión. Guíame en tus caminos, para que cada paso que dé esté en sintonía con tu voluntad divina.

Al enfrentar las incertidumbres y desafíos que el día pueda traer, recuérdame que no estoy solo, pues tú vas delante de mí, me guías y proteges. Que mi confianza en ti crezca con cada amanecer y que siempre busque tu presencia en cada momento.

Y al final del día, cuando el sol se ponga y la noche se cierna, que pueda mirar atrás y ver las huellas de tu amor y gracia en cada momento vivido. Porque este es el día que has hecho, y en él encuentro mi alegría y propósito.

Amén.

Reflexión

La oración que acabamos de leer nos recuerda el valor inmenso y sagrado de cada nuevo día.

Cuando decimos «Este es el día que hizo el Señor», estamos reconociendo la soberanía y majestuosidad de Dios en nuestra vida cotidiana. No es simplemente un nuevo día en el calendario, sino una manifestación tangible del amor y misericordia incesantes de Dios hacia nosotros.

Además, la oración nos anima a enfrentar los desafíos con fe, confiando en que, incluso en medio de las pruebas, Dios está trabajando para nuestro bien. Aunque cada día puede presentar sus propias luchas, tener la certeza de que Dios va delante de nosotros nos da una paz y una fortaleza que supera toda comprensión.

Esta reflexión diaria nos ayuda a crecer en nuestra relación con Él, fortaleciendo nuestra fe y aumentando nuestro amor por el Creador que nos da cada nuevo día como un regalo.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 4 de Marzo

«Señor Dios Todopoderoso, en este luminoso inicio de semana, me presento ante Ti con un corazón lleno de esperanza y una mente abierta a la sabiduría que solo Tú puedes …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 3 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura del libro del Éxodo (20,1-17) «En aquellos días, el Señor pronunció las siguientes palabras: «Yo soy el Señor, tu Dios, que te saqué de Egipto, de la …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 2 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura de la profecía de Miqueas (7,14-15.18-20) «Pastorea a tu pueblo, Señor, con …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *