Oración de la mañana del 14 de Abril

«Al amanecer de este día, 14 de abril, nos presentamos ante Ti, Señor, llenos de esperanza y con el corazón abierto a recibir las bendiciones y lecciones que nos has preparado. Inspirados por las palabras de Salmo 139: ‘Señor, tú me sondeas y me conoces, sabes cuándo me siento y cuándo me levanto; desde lejos percibes mis pensamientos’, pedimos la luz de Tu sabiduría para guiarnos a través de este día. Reconocemos, Dios de amor, que Tú nos conoces más íntimamente de lo que nos conocemos a nosotros mismos y, en esta profunda comprensión, confiamos en Tu guía incondicional y amorosa.

En este nuevo día, te pedimos por la fortaleza para enfrentar los retos con coraje y la serenidad para aceptar las cosas que no podemos cambiar. Ayúdanos a ver en cada persona a quien nos encontremos, una oportunidad para manifestar Tu amor y compasión. Que nuestras palabras y acciones sean reflejo de Tu bondad, y que podamos ser instrumentos de paz y alegría en el mundo.

Te damos gracias, Señor, por el regalo de la vida y por la oportunidad de servirte en nuestros hermanos y hermanas. Que este día sea una expresión de nuestra gratitud hacia Ti, viviendo conscientemente cada momento, amando generosamente y sirviendo fielmente.

Concédenos, Señor, un corazón atento y un espíritu dispuesto, para reconocer y responder a las necesidades de aquellos que nos rodean. Que en este día podamos aprender algo nuevo sobre Ti, sobre nosotros mismos y sobre el mundo que has creado para nosotros.

Te pedimos todo esto en Tu santo nombre, confiando en Tu misericordia y en Tu plan perfecto para nuestras vidas.

En el nombre de Jesús,

Amén.»

«Que la certeza de ser plenamente conocidos y amados por Dios ilumine nuestro caminar diario, inspirándonos a vivir con un corazón abierto y manos extendidas hacia el servicio.»

Reflexión

Queridos hermanos y hermanas, mientras nos reunimos en la frescura de este nuevo día, siento una profunda gratitud por la presencia de cada uno de ustedes aquí. La oración de esta mañana, basada en el Salmo 139, nos recuerda la omnisciencia y la omnipresencia de Dios en nuestras vidas. Él nos conoce completamente, cada pensamiento, cada acción, cada sentimiento, y aún así nos ama incondicionalmente.

Este conocimiento puede ser una fuente de gran consuelo y también un llamado a la reflexión. Dios nos ve no solo en nuestros momentos de fuerza y éxito, sino también en aquellos de debilidad y duda. Él nos acompaña en cada paso de nuestro viaje, ofreciéndonos Su mano para guiarnos, levantarnos y llevarnos hacia adelante.

Hoy, os invito a contemplar esta presencia constante de Dios en vuestras vidas. ¿Cómo cambia nuestra percepción del día que tenemos por delante, sabiendo que Dios nos conoce íntimamente y camina a nuestro lado? ¿Nos anima esto a vivir de manera más auténtica, a amar más libremente, a servir con mayor alegría?

Que este día sea una oportunidad para vivir en plena conciencia de la cercanía de Dios. Que Su amor nos impulse a extender nuestras manos en servicio a los demás, a mostrar compasión y a ser reflejo de Su luz en el mundo.

Y así, queridos amigos, mientras avanzamos en este día, recordemos que no hay lugar donde podamos ir donde Dios no esté con nosotros. Su amor nos envuelve, Su gracia nos sostiene, y Su sabiduría nos guía.

Para concluir nuestra reflexión de esta mañana, les dejo con este pensamiento: «Que la certeza de ser plenamente conocidos y amados por Dios ilumine nuestro caminar diario, inspirándonos a vivir con un corazón abierto y manos extendidas hacia el servicio.» Que Dios les bendiga en cada momento de este día, llenándolos de Su paz y Su alegría. Que tengan un día bendecido, caminando siempre bajo la luz de Su amor.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 5 de Mayo

Padre Celestial, al recibir la luz de este nuevo día, elevo mi corazón lleno de esperanza y gratitud hacia Ti. En esta mañana, deseo enfocarme en la generosidad, esa virtud …

Oración de la noche del 4 de Mayo

«Señor eterno y misericordioso, al finalizar este día, me inclino ante Ti con un corazón …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 4 de Mayo de 2024

Primera lectura Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (16,1-10) «En aquellos días, Pablo llegó a Derbe y luego a Listra. Había alli un discipulo que se llamaba …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 3 de Mayo de 2024

Lecturas del Santos Felipe y Santiago, apóstoles Primera lectura Lectura de la primera carta del …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *