Oración de la mañana del 11 de Octubre

Oración matutina basada en el Salmo 118 (117)

«Señor, en este nuevo día, me aferro a tus promesas y recuerdo tus palabras en el Salmo 118: «Este es el día que hizo el Señor, nos alegramos y nos regocijamos en él». Te agradezco por regalarme un nuevo amanecer, una nueva oportunidad para vivir y experimentar tu amor y misericordia.

«La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular». A menudo, Señor, me siento rechazado o incomprendido, pero me consuelo sabiendo que Tú me has elegido y me has hecho parte fundamental de tu plan divino.

«Te doy gracias porque me escuchaste y fuiste mi salvación». En cada desafío que enfrento, confío en que estás conmigo, guiándome y protegiéndome. Ayúdame a recordar siempre que tu amor es eterno y que tu misericordia no tiene fin.

Que en este día, pueda reflejar tu luz y amor a todos los que encuentre, y que mis acciones y palabras sean un testimonio de tu gracia en mi vida.

Amén.»

Reflexión

La oración matutina basada en el Salmo 118 nos invita a reflexionar sobre la constante presencia y amor de Dios en nuestras vidas. Cada amanecer es un recordatorio tangible de la renovación y las oportunidades que Dios nos brinda. Al igual que el sol que se levanta cada mañana, la misericordia de Dios es nueva cada día, y su fidelidad hacia nosotros nunca cesa.

El versículo que menciona la «piedra que desecharon los arquitectos» nos recuerda que, a menudo, lo que el mundo rechaza o pasa por alto, Dios lo valora y lo eleva. Esto puede ser un consuelo para aquellos momentos en los que nos sentimos menospreciados o marginados. Dios ve nuestro valor intrínseco y tiene un propósito divino para cada uno de nosotros, incluso cuando el mundo no lo reconoce.

El agradecimiento por la salvación y la escucha activa de Dios nos motiva a ser agradecidos en todas las circunstancias. Aunque enfrentemos desafíos y adversidades, la certeza de que Dios está con nosotros y nos escucha nos da la fuerza para continuar. Esta reflexión nos anima a comenzar cada día con un corazón agradecido, reconociendo las bendiciones de Dios y buscando formas de ser un reflejo de su amor en el mundo.

Oraciones anteriores

Oración de la noche del 26 de Febrero

«Amado Padre, al cerrar mis ojos en esta noche, vengo a Ti con un corazón agradecido por las bendiciones recibidas a lo largo del día. En este momento de quietud …

Oración de la mañana del 26 de Febrero

«Señor, al amanecer de este nuevo día, el primero de la semana, vengo ante Ti …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 26 de Febrero de 2024

Primera lectura Lectura de la profecía de Daniel (9,4b-10) «¡Ay, mi Señor, Dios grande y terrible, que guarda la alianza y es leal con los que lo aman y cumplen …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 25 de Febrero de 2024

Lecturas del Domingo 2º de Cuaresma – Ciclo B Primera lectura Lectura del libro del …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *