Evangelio del día – Lecturas de hoy 28 de Enero de 2024

Primera lectura

Lectura del Deuteronomio (18,15-20)

«Moisés habló al pueblo, diciendo: «Un profeta, de entre los tuyos, de entre tus hermanos, como yo, te suscitará el Señor, tu Dios. A él lo escucharéis. Es lo que pediste al Señor, tu Dios, en el Horeb, el día de la asamblea: «No quiero volver a escuchar la voz del Señor, mi Dios, ni quiero ver más ese terrible incendio; no quiero morir.» El Señor me respondió: «Tienen razón; suscitaré un profeta de entre sus hermanos, como tú. Pondré mis palabras en su boca, y les dirá lo que yo le mande. A quien no escuche las palabras que pronuncie en mi nombre, yo le pediré cuentas. Y el profeta que tenga la arrogancia de decir en mi nombre lo que yo no le haya mandado, o hable en nombre de dioses extranjeros, ese profeta morirá”.»»

Palabra de Dios


Salmo responsorial

Salmo 94,1.2.6-7.8-9

R/. Ojalá escuchéis hoy la voz del Señor:
«No endurezcáis vuestro corazón»

Venid, aclamemos al Señor,
demos vítores a la Roca que nos salva;
entremos a su presencia dándole gracias,
aclamándolo con cantos. R/.

Entrad, postrémonos por tierra,
bendiciendo al Señor, creador nuestro.
Porque él es nuestro Dios, y nosotros su pueblo,
el rebaño que él guía. R/.

Ojalá escuchéis hoy su voz:
«No endurezcáis el corazón como en Meribá,
como el día de Masá en el desierto;
cuando vuestros padres me pusieron a prueba
y me tentaron, aunque habían visto mis obras.» R/.


Segunda lectura

Lectura de la primera carta del apóstol San Pablo a los Corintios (7,32-35)

«Quiero que os ahorréis preocupaciones: el soltero se preocupa de los asuntos del Señor, buscando contentar al Señor; en cambio, el casado se preocupa de los asuntos del mundo, buscando contentar a su mujer, y anda dividido. Lo mismo, la mujer sin marido y la soltera se preocupan de los asuntos del Señor, consagrándose a ellos en cuerpo y alma; en cambio, la casada se preocupa de los asuntos del mundo, buscando contentar a su marido. Os digo todo esto para vuestro bien, no para poneros una trampa, sino para induciros a una cosa noble y al trato con el Señor sin preocupaciones.»

Palabra de Dios


Evangelio

Lectura del santo evangelio según San Marcos (1,21-28)

«En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos entraron en Cafarnaún, y cuando el sábado siguiente fue a la sinagoga a enseñar, se quedaron asombrados de su doctrina, porque no enseñaba como los escribas, sino con autoridad.
Estaba precisamente en la sinagoga un hombre que tenía un espíritu inmundo, y se puso a gritar: «¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido a acabar con nosotros? Sé quién eres: el Santo de Dios.»
Jesús lo increpó: «Cállate y sal de él.»
El espíritu inmundo lo retorció y, dando un grito muy fuerte, salió. Todos se preguntaron estupefactos: «¿Qué es esto? Este enseñar con autoridad es nuevo. Hasta a los espíritus inmundos les manda y le obedecen.»
Su fama se extendió en seguida por todas partes, alcanzando la comarca entera de Galilea.»

Palabra del Señor

Reflexión del evangelio y las lecturas de hoy

Querida comunidad, hoy nos reunimos no solo como oyentes, sino como participantes activos en una conversación sagrada. Estamos aquí para compartir, reflexionar y encontrar juntos el significado más profundo de las Escrituras en nuestras vidas. Vamos a abrir nuestros corazones a las lecturas de este día y ver qué mensajes pueden tener para nosotros.

En la primera lectura del Deuteronomio, tenemos esta promesa de Dios a su pueblo: enviará un profeta como Moisés. Me llama la atención cómo el pueblo le pide a Dios que no quieren escuchar directamente su voz porque es demasiado intensa, demasiado abrumadora. ¿No les parece interesante cómo a veces también nosotros pedimos mediadores en nuestras vidas porque enfrentar la realidad directamente puede ser demasiado?

Luego, el Salmo 94 nos invita a no endurecer nuestros corazones. Es un llamado a la apertura, a la receptividad. ¿Cuántas veces en nuestras propias vidas hemos endurecido nuestro corazón ante la verdad, ante el cambio, o incluso ante el amor?

En la segunda lectura, de la primera carta a los Corintios, Pablo habla sobre las preocupaciones de los solteros y los casados. Lo que destaca aquí es cómo nuestras circunstancias de vida pueden influir en nuestras prioridades. Pero al final, Pablo nos invita a enfocarnos en el Señor, independientemente de nuestro estado civil. ¿Cómo equilibramos nuestras responsabilidades diarias con nuestro compromiso de buscar y complacer a Dios?

Finalmente, el Evangelio de Marcos nos muestra a Jesús enseñando en la sinagoga con autoridad y liberando a un hombre de un espíritu inmundo. La autoridad de Jesús asombra a la gente. A mí me hace pensar en cómo la verdadera autoridad no necesita imponerse; se siente y se reconoce por sí misma. ¿Cómo reconocemos y respondemos a la autoridad genuina, especialmente la de Jesús, en nuestras vidas?

Estas lecturas nos hablan de escuchar, de abrir nuestros corazones, de equilibrar nuestras vidas y de reconocer la autoridad verdadera. Me pregunto, ¿cómo podemos aplicar estas enseñanzas en nuestras vidas cotidianas? ¿Cómo nos aseguramos de que estamos escuchando, realmente escuchando, a aquellos que Dios ha puesto en nuestro camino para guiarnos? ¿Cómo mantenemos nuestros corazones abiertos, no solo a Dios sino también a los demás? ¿Y cómo encontramos ese equilibrio entre nuestras responsabilidades y nuestra relación con Dios?

Al concluir esta reflexión, los invito a llevar estas palabras en sus corazones durante la semana. Que puedan encontrar momentos para escuchar atentamente, para mantener sus corazones abiertos, para buscar el equilibrio entre sus responsabilidades y su vida espiritual, y para reconocer y responder a la autoridad amorosa de Jesús en sus vidas.

Que la gracia y la paz de nuestro Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo estén con todos ustedes, ahora y siempre. Amén.

Que tengan una semana bendecida, llena de crecimiento y reflexión.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 5 de Mayo

Padre Celestial, al recibir la luz de este nuevo día, elevo mi corazón lleno de esperanza y gratitud hacia Ti. En esta mañana, deseo enfocarme en la generosidad, esa virtud …

Oración de la noche del 4 de Mayo

«Señor eterno y misericordioso, al finalizar este día, me inclino ante Ti con un corazón …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 4 de Mayo de 2024

Primera lectura Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (16,1-10) «En aquellos días, Pablo llegó a Derbe y luego a Listra. Había alli un discipulo que se llamaba …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 3 de Mayo de 2024

Lecturas del Santos Felipe y Santiago, apóstoles Primera lectura Lectura de la primera carta del …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *