Evangelio del día – Lecturas de hoy 25 de Diciembre de 2023

Lecturas del Solemnidad de la Natividad del Señor

Primera lectura

Lectura del libro de Isaías (52,7-10)

«¡Qué hermosos son sobre los montes
los pies del mensajero que proclama la paz,
que anuncia la buena noticia,
que pregona la justicia,
que dice a Sión: «¡Tu Dios reina!».
Escucha: tus vigías gritan, cantan a coro,
porque ven cara a cara al Señor,
que vuelve a Sión.
Romped a cantar a coro,
ruinas de Jerusalén,
porque el Señor ha consolado a su pueblo,
ha rescatado a Jerusalén.
Ha descubierto el Señor su santo brazo
a los ojos de todas las naciones,
y verán los confines de la tierra
la salvación de nuestro Dios.»

Palabra de Dios


Salmo responsorial

Salmo 97,1.2-3ab.3cd-4.5-6

R/. Los confines de la tierra han contemplado la salvación de nuestro Dios.

V/. Cantad al Señor un cántico nuevo,
porque ha hecho maravillas.
Su diestra le ha dado la victoria,
su santo brazo. R/.

V/. El Señor da a conocer su salvación,
revela a las naciones su justicia.
Se acordó de su misericordia y su fidelidad
en favor de la casa de Israel. R/.

V/. Los confines de la tierra han contemplado
la salvación de nuestro Dios.
Aclama al Señor, tierra entera;
gritad, vitoread, tocad. R/.

V/. Tañed la cítara para el Señor,
suenen los instrumentos:
con clarines y al son de trompetas,
aclamad al Rey y Señor. R/.


Segunda lectura

Lectura de la carta a los Hebreos (1,1-6)

«En muchas ocasiones y de muchas maneras habló Dios antiguamente a los padres por los profetas. En esta etapa final, nos ha hablado por el Hijo, al que ha nombrado heredero de todo, y por medio del cual ha realizado los siglos. Él es reflejo de su gloria, impronta de su ser. Él sostiene el universo con su palabra poderosa. Y, habiendo realizado la purificación de los pecados, está sentado a la derecha de la Majestad en las alturas; tanto más encumbrado sobre los ángeles, cuanto más sublime es el nombre que ha heredado. Pues, ¿a qué ángel dijo jamás: «Hijo mío eres tú, yo te he engendrado hoy»; y en otro lugar: «Yo seré para él un padre, y el será para mi un hijo»?
Asimismo, cuando introduce en el mundo al primogénito, dice: «Adórenlo todos los ángeles de Dios».»

Palabra de Dios


Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Juan (1,1-18)

«En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba junto a Dios, y el Verbo era Dios.
Él estaba en el principio junto a Dios. Por medio de él se hizo todo, y sin él no se hizo nada de cuanto se ha hecho. En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. Y la luz brilla en la tiniebla, y la tiniebla no lo recibió. Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: éste venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por medio d él. No era él la luz, sino el que daba testimonio de la luz. El Verbo era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre, viniendo al mundo. En el mundo estaba; el mundo se hizo por medio de él, y el mundo no lo conoció. Vino a su casa, y los suyos no lo recibieron. Pero a cuantos lo recibieron, les dio poder de ser hijos de Dios, a los que creen en su nombre. Estos no han nacido de sangre, ni de deseo de carne, ni de deseo de varón, sino que han nacido de Dios. Y el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria: gloria como del Unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad.


Juan da testimonio de él y grita diciendo:
«Este es de quien dije: el que viene detrás de mí se ha puesto delante de mí, porque existía antes que yo».

Pues de su plenitud todos hemos recibido, gracia tras gracia.
Porque la ley se dio por medio de Moisés, la gracia y la verdad nos ha llegado por medio de Jesucristo. A Dios nadie lo ha visto jamás: Dios Unigénito, que está en el seno del Padre, es quien lo ha dado a conocer.»

Palabra del Señor

Reflexión del evangelio y las lecturas de hoy


Querida comunidad,

Hoy, 25 de diciembre de 2023, nos encontramos reunidos para celebrar algo maravilloso, algo que cambió el curso de la historia y nuestras vidas: el nacimiento de Jesús. Esta fecha nos invita a reflexionar, no solo sobre los textos sagrados, sino también sobre lo que significan en nuestra vida diaria.

Imaginémonos por un momento en Belén, en aquella noche estrellada. La humildad del pesebre nos enseña tanto, ¿no les parece? Aquí, en este sencillo lugar, nace el Salvador. No en un palacio o entre riquezas, sino en la sencillez y la pobreza. ¿Qué nos dice esto sobre lo que realmente valoramos en nuestras vidas?

Y luego, pensemos en los pastores, los primeros en recibir la noticia del nacimiento de Jesús. Eran personas sencillas, trabajadores del campo, no eran reyes ni sacerdotes. Esto nos muestra que el mensaje de Dios es para todos, sin importar nuestro estatus o profesión. ¿No es reconfortante saber que todos somos igual de importantes a los ojos de Dios?

Ahora, si miramos las lecturas de hoy, encontramos mensajes de esperanza y amor. El profeta Isaías nos habla de un niño que es Príncipe de la Paz. En un mundo a menudo lleno de conflictos y desafíos, ¿cómo podemos nosotros, como comunidad, ser portadores de esa paz?

El evangelio nos cuenta sobre el nacimiento de Jesús, un momento que marcó un antes y un después en la historia de la humanidad. Este evento no es solo un relato histórico; es un llamado a vivir de manera diferente. Jesús vino a enseñarnos sobre el amor, la compasión, y la humildad. ¿Cómo podemos aplicar estas enseñanzas en nuestras vidas cotidianas?

Quisiera que reflexionáramos juntos sobre esto. ¿Cómo podemos ser más como Jesús en nuestro trato con los demás? ¿Cómo podemos llevar su mensaje de amor y paz a nuestro mundo? A veces, los gestos más pequeños pueden tener un gran impacto. Una sonrisa, una palabra de ánimo, un acto de bondad. Todo cuenta.

En esta Navidad, los invito a abrir sus corazones. Dejemos que el amor de Dios entre y nos transforme. Que podamos ser un reflejo de ese amor en nuestras familias, en nuestro trabajo, en nuestra comunidad.

Y recuerden, no estamos solos en este camino. Dios está con nosotros, guiándonos y dándonos fuerza. Así que, en esta Navidad, celebremos con alegría el nacimiento de Jesús y llevemos su luz a todos los rincones de nuestras vidas.

¡Feliz Navidad a todos! Que Dios los bendiga y los llene de su amor y paz.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 3 de Marzo

«Oh Señor, al alba de este 3 de marzo, nos presentamos ante Ti, con almas que anhelan ser llenadas de Tu presencia y sabiduría, para reflexionar sobre un tema que …

Oración de la noche del 2 de Marzo

«Amado Padre Celestial, conforme el sol se pone este 2 de marzo, nos reunimos en …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 2 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura de la profecía de Miqueas (7,14-15.18-20) «Pastorea a tu pueblo, Señor, con tu cayado,al rebaño de tu heredad,que anda solo en la espesura,en medio del bosque;que se …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 1 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura del libro del Génesis (37,3-4.12-13a.17b-28) «Israel amaba a José más que a todos …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *