Evangelio del día – Lecturas de hoy 23 de Enero de 2024

Primera lectura

Comienzo del segundo libro de Samuel (6,12b-15.17-19)

«En aquellos días, fue David y llevó el arca de Dios desde la casa de Obededom a la Ciudad de David, haciendo fiesta. Cuando los portadores del arca del Señor avanzaron seis pasos, sacrificó un toro y un ternero cebado. E iba danzando ante el Señor con todo entusiasmo, vestido sólo con un roquete de lino. Así iban llevando David y los israelitas el arca del Señor entre vítores y al sonido de las trompetas. Metieron el arca del Señor y la instalaron en su sitio, en el centro de la tienda que David le había preparado. David ofreció holocaustos y sacrificios de comunión al Señor y, cuando terminó de ofrecerlos, bendijo al pueblo en el nombre del Señor de los ejércitos; luego repartió a todos, hombres y mujeres de la multitud israelita, un bollo de pan, una tajada de carne y un pastel de uvas pasas a cada uno. Después se marcharon todos, cada cual a su casa.»

Palabra de Dios


Salmo responsorial

Salmo 23,7.8.9.10

R/. ¿Quién es ese Rey de la gloria?
Es el Señor en persona

¡Portones!, alzad los dinteles,
que se alcen las antiguas compuertas:
va a entrar el Rey de la gloria. R/.

¿Quién es ese Rey de la gloria?
El Señor, héroe valeroso;
el Señor, héroe de la guerra. R/.

¡Portones!, alzad los dinteles,
que se alcen las antiguas compuertas:
va a entrar el Rey de la gloria. R/.

¿Quién es ese Rey de la gloria?
El Señor, Dios de los ejércitos.
Él es el Rey de la gloria. R/.


Evangelio

Lectura del santo evangelio según San Marcos (3,31-35)

«En aquel tiempo, llegaron la madre y los hermanos de Jesús y desde fuera lo mandaron llamar.
La gente que tenía sentada alrededor le dijo: «Mira, tu madre y tus hermanos están fuera y te buscan.»
Les contestó: «¿Quiénes son mi madre y mis hermanos?»
Y, paseando la mirada por el corro, dijo: «Éstos son mi madre y mis hermanos. El que cumple la voluntad de Dios, ése es mi hermano y mi hermana y mi madre.»»

Palabra del Señor

Reflexión del evangelio y las lecturas de hoy

Hoy las lecturas nos llevan a un viaje fascinante que nos invita a explorar aspectos profundos de nuestra fe y nuestra relación con Dios. Vamos a conversar sobre ellas, compartiendo desde el corazón.

Comenzamos con el Segundo Libro de Samuel, donde David lleva el arca de Dios a la Ciudad de David. La escena es vibrante: David danza con entusiasmo ante el Señor, y todo Israel celebra con alegría. ¿No es maravilloso pensar en la alegría y la celebración como partes de nuestra fe? Es como si esta lectura nos invitara a recordar que nuestra relación con Dios también puede estar llena de alegría y festividad. ¿Cómo celebramos nosotros nuestra fe? ¿Encontramos momentos para danzar, por así decirlo, ante el Señor?

El Salmo 23 resuena con la lectura anterior. «¿Quién es ese Rey de la gloria? Es el Señor en persona.» Este salmo nos recuerda la majestuosidad y la gloria de Dios. Pero también hay algo muy cercano y personal en estas palabras. Dios no es un rey distante; es el Rey de la gloria que está presente en nuestras vidas. ¿Cómo sentimos esa presencia gloriosa en nuestro día a día? ¿Reconocemos a Dios en los momentos simples y cotidianos?

Y luego, el Evangelio según san Marcos. Aquí Jesús redefine lo que significa la familia. Su madre y hermanos vienen a buscarlo, y Él dice: «¿Quiénes son mi madre y mis hermanos?… El que cumple la voluntad de Dios, ése es mi hermano y mi hermana y mi madre.» Esto es poderoso. Jesús no niega su familia terrenal, pero amplía el concepto de familia a todos aquellos que siguen la voluntad de Dios. Esto nos lleva a preguntarnos: ¿Cómo vemos a nuestra comunidad de fe? ¿Nos vemos como una verdadera familia en Cristo?

Reflexionando sobre estas lecturas, parece que hay un hilo conductor sobre la presencia de Dios en nuestras vidas: en la alegría y la celebración, en la majestuosidad y la cercanía, y en nuestra comunidad ampliada como familia de fe. ¿Cómo vivimos estas realidades? ¿Cómo incorporamos esa alegría, ese reconocimiento de la gloria de Dios, y ese sentido de comunidad en nuestra vida diaria?

Me gustaría escuchar sus pensamientos y experiencias sobre esto. ¿Cómo resuenan estas lecturas en sus vidas? ¿Hay algo que les inspire o les desafíe de manera particular?

Que Dios los bendiga.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 4 de Marzo

«Señor Dios Todopoderoso, en este luminoso inicio de semana, me presento ante Ti con un corazón lleno de esperanza y una mente abierta a la sabiduría que solo Tú puedes …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 3 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura del libro del Éxodo (20,1-17) «En aquellos días, el Señor pronunció las siguientes palabras: «Yo soy el Señor, tu Dios, que te saqué de Egipto, de la …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 2 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura de la profecía de Miqueas (7,14-15.18-20) «Pastorea a tu pueblo, Señor, con …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *