Evangelio del día – Lecturas de hoy 2 de Mayo de 2024

Primera lectura

Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (15,7-21)

«En aquellos días, después de una larga discusión, se levantó Pedro y dijo a los apóstoles y a los presbíteros:
«Hermanos, vosotros sabéis que, desde los primeros días, Dios me escogió entre vosotros para que los gentiles oyeran de mi boca la palabra del Evangelio, y creyeran. Y Dios, que penetra los corazones, ha dado testimonio a favor de ellos dándoles el Espíritu Santo igual que a nosotros. No hizo distinción entre ellos y nosotros, pues ha purificado sus corazones con la fe. ¿Por qué, pues, ahora intentáis tentar a Dios, queriendo poner sobre el cuello de esos discípulos un yugo que ni nosotros ni nuestros padres hemos podido soportar? No; creemos que lo mismo ellos que nosotros nos salvamos por la gracia del Señor Jesús».
Toda la asamblea hizo silencio para escuchar a Bernabé y Pablo, que les contaron los signos y prodigios que Dios había hecho por medio de ellos entre los gentiles. Cuando terminaron de hablar, Santiago tomó la palabra y dijo:
«Escuchadme, hermanos: Simón ha contado cómo Dios por primera vez se ha dignado escoger para su nombre un pueblo de entre los gentiles. Con esto concuerdan las palabras de los profetas, como está escrito:
“Después de esto volveré
y levantaré de nuevo la choza caída de David;
levantaré sus ruinas y la pondré en pie,
para que los demás hombres busquen al Señor,
y todos los gentiles sobre los que ha sido invocado mi nombre:
lo dice el Señor, el que hace que esto sea conocido desde antiguo”.
Por eso, a mi parecer, no hay que molestar a los gentiles que se convierten a Dios; basta escribirles que se abstengan de la contaminación de los ídolos, de las uniones ilegítimas, de animales estrangulados y de la sangre. Porque desde tiempos antiguos Moisés tiene en cada ciudad quienes lo predican, ya que es leído cada sábado en las sinagogas».»

Palabra de Dios


Salmo responsorial

Salmo 95,1-2a.2b-3.10

R/. Contad las maravillas del Señor
a todas las naciones

Cantad al Señor un cántico nuevo,
cantad al Señor, toda la tierra;
cantad al Señor, bendecid su nombre. R/.

Proclamad día tras día su victoria.
Contad a los pueblos su gloria,
sus maravillas a todas las naciones. R/.

Decid a los pueblos: «El Señor es rey,
él afianzó el orbe, y no se moverá;
él gobierna a los pueblos rectamente». R/.


Evangelio

Lectura del santo evangelio según San Juan (15,9-11)

«En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«Como el Padre me ha amado, así os he amado yo; permaneced en mi amor.
Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; lo mismo que yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor.
Os he hablado de esto para que mi alegría esté en vosotros, y vuestra alegría llegue a plenitud».»

Palabra del Señor

Reflexión del evangelio y las lecturas de hoy

Qué gusto reunirnos de nuevo, amigos y amigas, para reflexionar sobre las palabras que hemos leído. Hoy, las escrituras nos hablan de unidad, amor y alegría en la fe, temas que nos tocan a todos en nuestro caminar diario.

La primera lectura nos cuenta sobre ese momento crucial en los Hechos de los Apóstoles, cuando la comunidad temprana de seguidores de Jesús estaba definiendo quiénes podrían ser parte de esta comunidad. Pedro y los demás apóstoles discuten sobre no cargar a los gentiles con un yugo que ni ellos mismos pudieron soportar. Es interesante, ¿verdad? A veces, nosotros también podemos sentir que hay expectativas o normas que son difíciles de cumplir. ¿Han sentido eso alguna vez?

En el salmo de hoy, cantamos sobre contar las maravillas del Señor a todas las naciones. Me hace pensar, ¿cómo compartimos las buenas noticias de lo que Dios hace en nuestras vidas? ¿Es algo que guardamos para nosotros o lo compartimos con entusiasmo, como si fuera un tesoro que no podemos esperar a mostrar?

Y el Evangelio, oh el Evangelio de hoy es tan profundo y hermoso. Jesús nos dice que permanezcamos en su amor, que guardemos sus mandamientos como él ha guardado los del Padre, para que su alegría esté en nosotros y nuestra alegría sea completa. ¿No es maravilloso? Nos habla de un amor que no es superficial, sino un amor que se arraiga y crece en nosotros. ¿Cómo viven ustedes ese amor en su día a día? ¿Encuentran esa alegría de la que Jesús habla?

Hoy, mientras seguimos compartiendo, me encantaría escuchar sus pensamientos, sus luchas, sus alegrías. Compartamos como una familia que somos, apoyándonos y aprendiendo unos de otros, buscando cómo esas palabras sagradas pueden tomar forma en nuestras vidas. Que este tiempo juntos nos ayude a crecer y a llevar esa alegría y ese amor a todos los que nos rodean. Que así sea.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 5 de Mayo

Padre Celestial, al recibir la luz de este nuevo día, elevo mi corazón lleno de esperanza y gratitud hacia Ti. En esta mañana, deseo enfocarme en la generosidad, esa virtud …

Oración de la noche del 4 de Mayo

«Señor eterno y misericordioso, al finalizar este día, me inclino ante Ti con un corazón …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 4 de Mayo de 2024

Primera lectura Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (16,1-10) «En aquellos días, Pablo llegó a Derbe y luego a Listra. Había alli un discipulo que se llamaba …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 3 de Mayo de 2024

Lecturas del Santos Felipe y Santiago, apóstoles Primera lectura Lectura de la primera carta del …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *