Evangelio del día – Lecturas de hoy 17 de Febrero de 2024

Lecturas del sábado después de Ceniza

Primera lectura

Lectura del libro de Isaías (58,9b-14)

«Esto dice el Señor:
«Cuando alejes de ti la opresión, el dedo acusador y la calumnia, cuando ofrezcas al hambriento de lo tuyo y sacies el alma afligida, brillará tu luz en las tinieblas, tu oscuridad como el mediodía.

El Señor te guiará siempre, hartará tu alma en tierra abrasada, dará vigor a tus huesos.

Serás un huerto bien regado, un manantial de aguas que no engañan.

Tu gente reconstruirá las ruinas antiguas, volverás a levantar los cimientos de otros tiempos; te llamarán “reparador de brechas”, “restaurador de senderos”, para hacer habitable el país.

Si detienes tus pasos el sábado, para no hacer negocios en mi día santo, y llamas al sábado “mi delicia” y lo consagras a la gloria del Señor; si lo honras, evitando viajes, dejando de hacer tus negocios y de discutir tus asuntos, entonces encontrarás tu delicia en el Señor.

Te conduciré sobre las alturas del país y gozarás del patrimonio de Jacob, tu padre.

Ha hablado la boca del Señor»»

Palabra de Dios


Salmo responsorial

Salmo 85,1-2.3-4.5-6

R/. Enséñame, Señor, tu camino,
para que siga tu verdad

V/. Inclina tu oído, Señor, escúchame,
que soy un pobre desamparado;
protege mi vida, que soy un fiel tuyo;
salva, Dios mío, a tu siervo, que confía en ti. R/.

V/. Piedad de mí, Señor,
que a ti te estoy llamando todo el día;
alegra el alma de tu siervo,
pues levanto mi alma hacia ti, Señor. R/.

V/. Porque tú, Señor, eres bueno y clemente,
rico en misericordia con los que te invocan.
Señor, escucha mi oración,
atiende a la voz de mi súplica. R/.


Evangelio

Lectura del santo evangelio según San Lucas (5,27-32)

«En aquel tiempo, vio Jesús a un publicano llamado Leví, sentado al mostrador de los impuestos, y le dijo:
«Sígueme».
Él, dejándolo todo, se levantó y lo siguió. Leví ofreció en su honor un gran banquete en su casa, y estaban a la mesa con ellos un gran número de publicanos y otros. Y murmuraban los fariseos y sus escribas diciendo a los discípulos de Jesús:
«¿Cómo es que coméis y bebéis con publicanos y pecadores?»
Jesús les respondió:
«No necesitan médico los sanos, sino los enfermos. No he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores a que se conviertan»»

Palabra del Señor

Reflexión del evangelio y las lecturas de hoy

Hoy, mientras seguimos caminando juntos en este tiempo de Cuaresma, las lecturas nos invitan a reflexionar sobre la misericordia, la inclusión y el llamado a la conversión que Dios hace a cada uno de nosotros. Es un momento para abrir nuestros corazones y escuchar lo que Dios quiere decirnos a través de su Palabra.

La primera lectura de Isaías continúa con el tema del ayuno verdadero que agrada a Dios. Nos recuerda que nuestras acciones, especialmente hacia los demás, son una forma de adoración a Dios. Cuando dejamos de lado la opresión, el dedo acusador y la calumnia, y en cambio, nos enfocamos en ofrecer de lo nuestro al hambriento y satisfacer al alma afligida, entonces nuestra luz brillará en las tinieblas. Es una llamada a vivir de manera que reflejemos la luz de Cristo en el mundo, a ser fuentes de esperanza y sanación para aquellos que están rotos y desesperados.

El salmo de hoy, con su hermoso ruego «Enséñame, Señor, tu camino, para que siga tu verdad», es un recordatorio de nuestra constante necesidad de la guía de Dios. Nos muestra que el corazón de nuestra relación con Dios es la confianza y la dependencia total de su misericordia y bondad. Es un llamado a levantar nuestra alma hacia Dios, sabiendo que Él es bueno y clemente, rico en misericordia para con los que le invocan.

Y luego, en el Evangelio según san Lucas, encontramos la historia de la llamada de Leví, el publicano. Jesús ve más allá de la profesión y el estatus social de Leví y lo llama a seguirlo. La respuesta de Leví es inmediata y total; deja todo y sigue a Jesús. Este encuentro culmina con un banquete, un signo de la comunión y la alegría que viene de seguir a Jesús. Sin embargo, este acto de inclusión y misericordia no es bien visto por todos; los fariseos y escribas cuestionan a Jesús por asociarse con publicanos y pecadores. La respuesta de Jesús es reveladora: «No necesitan médico los sanos, sino los enfermos. No he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores a que se conviertan». Jesús nos recuerda que el corazón de su misión es la misericordia, la inclusión y la llamada a la conversión.

¿Qué nos dicen estas lecturas sobre cómo vivir nuestra fe en el día a día? Nos invitan a mirar más allá de las apariencias, a ver a las personas como las ve Jesús, con ojos de misericordia y amor. Nos desafían a preguntarnos: ¿Cómo podemos ser luz en las tinieblas para aquellos que nos rodean? ¿Estamos dispuestos a dejar todo y seguir a Jesús, confiando en su camino y su verdad?

La Cuaresma es un tiempo para reflexionar sobre estas preguntas, para abrirnos a la transformación que Dios quiere obrar en nosotros y a través de nosotros. Es un tiempo para reparar brechas, para restaurar senderos, para hacer habitable el país del amor, la justicia y la paz.

Que este tiempo de Cuaresma nos encuentre dispuestos a escuchar el llamado de Jesús, a seguirlo más de cerca y a vivir de manera que reflejemos su amor y su misericordia en el mundo. Que podamos responder a su llamado con un corazón dispuesto y generoso, listos para ser instrumentos de su paz y su justicia.

Que la gracia de Dios nos acompañe y nos guíe en este camino.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 5 de Mayo

Padre Celestial, al recibir la luz de este nuevo día, elevo mi corazón lleno de esperanza y gratitud hacia Ti. En esta mañana, deseo enfocarme en la generosidad, esa virtud …

Oración de la noche del 4 de Mayo

«Señor eterno y misericordioso, al finalizar este día, me inclino ante Ti con un corazón …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 4 de Mayo de 2024

Primera lectura Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (16,1-10) «En aquellos días, Pablo llegó a Derbe y luego a Listra. Había alli un discipulo que se llamaba …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 3 de Mayo de 2024

Lecturas del Santos Felipe y Santiago, apóstoles Primera lectura Lectura de la primera carta del …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *