Evangelio del día – Lecturas de hoy 13 de Febrero de 2024

Primera lectura

Comienzo de la carta del apóstol Santiago (1,12-18)

«Dichoso el hombre que soporta la prueba, porque, una vez aquilatado, recibirá la corona de la vida que el Señor ha prometido a los que lo aman. Cuando alguien se ve tentado, no diga que Dios lo tienta; Dios no conoce la tentación al mal y él no tienta a nadie. A cada uno le viene la tentación cuando su propio deseo lo arrastra y seduce; el deseo concibe y da a luz el pecado, y el pecado, cuando se comete, engendra muerte. Mis queridos hermanos, no os engañéis. Todo beneficio y todo don perfecto viene de arriba, del Padre de los astros, en el cual no hay fases ni periodos de sombra. Por propia iniciativa, con la palabra de la verdad, nos engendró, para que seamos como la primicia de sus criaturas.»

Palabra de Dios


Salmo responsorial

Salmo 93,12-13a.14-15.18-19

R/. Dichoso el hombre a quien tú educas, Señor

Dichoso el hombre a quien tú educas,
al que enseñas tu ley,
dándole descanso tras los años duros. R/.

Porque el Señor no rechaza a su pueblo,
ni abandona su heredad:
el justo obtendrá su derecho,
y un porvenir los rectos de corazón. R/.

Cuando me parece que voy a tropezar,
tu misericordia, Señor, me sostiene;
cuando se multiplican mis preocupaciones,
tus consuelos son mi delicia. R/.


Evangelio

Lectura del santo evangelio según San Marcos (8,14-21)

«En aquel tiempo, a los discípulos se les olvidó llevar pan, y no tenían mas que un pan en la barca.
Jesús les recomendó: «Tened cuidado con la levadura de los fariseos y con la de Herodes.»
Ellos comentaban: «Lo dice porque no tenemos pan.»
Dándose cuenta, les dijo Jesús: «¿Por qué comentáis que no tenéis pan? ¿No acabáis de entender? ¿Tan torpes sois? ¿Para qué os sirven los ojos si no veis, y los oídos si no oís? A ver, ¿cuántos cestos de sobras recogisteis cuando repartí cinco panes entre cinco mil? ¿Os acordáis?»
Ellos contestaron: «Doce.»
«¿Y cuántas canastas de sobras recogisteis cuando repartí siete entre cuatro mil?»
Le respondieron: «Siete.»
Él les dijo: «¿Y no acabáis de entender?»»

Palabra del Señor

Reflexión del evangelio y las lecturas de hoy

Hoy, mientras nos reunimos en este espacio sagrado, no solo físicamente sino también con nuestros corazones y espíritus entrelazados, quiero compartir con ustedes algunas reflexiones que brotan del corazón, inspiradas en las lecturas que hemos escuchado.

La carta del apóstol Santiago nos habla de la prueba y la tentación, temas que resuenan profundamente en la experiencia humana. Santiago nos recuerda que la prueba de nuestra fe produce perseverancia y que debemos considerarnos dichosos cuando enfrentamos diversas pruebas. Pero, ¿cómo vivimos esto en nuestra vida cotidiana? ¿Cómo encontramos dicha en medio de las pruebas? Santiago nos ofrece una clave: la sabiduría que viene de Dios, una sabiduría que nos permite ver más allá de las circunstancias inmediatas y comprender el propósito más profundo detrás de nuestras pruebas.

El salmo de hoy, Salmo 93, es un canto a la educación divina, a la enseñanza que recibimos a través de las leyes de Dios. Nos habla de la bendición de ser educados por el Señor, de encontrar descanso tras los años duros. En un mundo que a menudo valora el conocimiento por encima de la sabiduría, ¿cómo podemos abrirnos a ser educados por Dios? ¿Cómo podemos encontrar descanso en su enseñanza, especialmente en momentos de dificultad?

Y luego, el Evangelio según san Marcos nos presenta a Jesús advirtiendo a sus discípulos sobre la levadura de los fariseos y de Herodes. A través de esta advertencia, Jesús nos invita a estar atentos a lo que alimenta nuestra fe y a lo que puede corromperla. Los discípulos, preocupados por la falta de pan, no comprenden el mensaje profundo de Jesús. Esto nos lleva a reflexionar: ¿Cuáles son nuestras preocupaciones cotidianas que nos impiden entender los mensajes profundos de Jesús? ¿Cómo podemos superar nuestra torpeza espiritual para comprender verdaderamente lo que Dios quiere enseñarnos?

Hoy, mientras reflexionamos sobre estas lecturas, les invito a considerar las pruebas y tentaciones en sus propias vidas. ¿Cómo están respondiendo a ellas? ¿Están buscando la sabiduría que viene de Dios para comprender y perseverar? Les invito también a pensar en cómo están siendo educados por el Señor. ¿Están abiertos a su enseñanza, incluso cuando viene a través de desafíos y dificultades?

Finalmente, reflexionemos sobre lo que alimenta nuestra fe. ¿Estamos atentos a las influencias que pueden desviarnos del camino que Dios tiene para nosotros? ¿Cómo podemos, como comunidad, ayudarnos mutuamente a comprender los mensajes profundos de Jesús, a alimentar nuestra fe con lo que verdaderamente nos acerca a Dios?

Que estas reflexiones nos lleven a una fe más profunda, a una esperanza más firme y a un amor más expansivo. Que, como comunidad, podamos ser un reflejo del amor y la sabiduría de Dios en el mundo, llevando luz a los lugares oscuros, esperanza a los corazones desesperanzados y amor a los que se sienten solos.

Gracias por permitirme compartir estas palabras con ustedes. Que el Espíritu Santo nos guíe y nos inspire a vivir el Evangelio con valentía y con amor.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 3 de Marzo

«Oh Señor, al alba de este 3 de marzo, nos presentamos ante Ti, con almas que anhelan ser llenadas de Tu presencia y sabiduría, para reflexionar sobre un tema que …

Oración de la noche del 2 de Marzo

«Amado Padre Celestial, conforme el sol se pone este 2 de marzo, nos reunimos en …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 2 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura de la profecía de Miqueas (7,14-15.18-20) «Pastorea a tu pueblo, Señor, con tu cayado,al rebaño de tu heredad,que anda solo en la espesura,en medio del bosque;que se …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 1 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura del libro del Génesis (37,3-4.12-13a.17b-28) «Israel amaba a José más que a todos …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *