Evangelio del día – Lecturas de hoy 26 de Septiembre de 2023

Primera lectura

Lectura del libro de Esdras (6,7-8.12b.14-20)

«En aquellos días, el rey Darío escribió a los gobernantes de Transeufratina: «Permitid al gobernador y al senado de Judá que trabajen reconstruyendo el templo de Dios en su antiguo sitio. En cuanto al senado de Judá y a la construcción del templo de Dios, os ordeno que se paguen a esos hombres todos los gastos puntualmente y sin interrupción, utilizando los fondos reales de los impuestos de Transeufratina. La orden es mía, y quiero que se cumpla a la letra. Darío.»
De este modo, el senado de Judá adelantó mucho la construcción, cumpliendo las instrucciones de los profetas Ageo y Zacarías, hijo de Idó, hasta que por fin la terminaron, conforme a lo mandado por el Dios de Israel y por Ciro, Darío y Artajerjes, reyes de Persia. El templo se terminó el día tres del mes de Adar, el año sexto del reinado de Darío. Los israelitas, sacerdotes, levitas y resto de los deportados, celebraron con júbilo la dedicación del templo, ofreciendo con este motivo cien toros, doscientos carneros, cuatrocientos corderos y doce machos cabríos, uno por tribu, como sacrificio expiatorio por todo Israel. El culto del templo de Jerusalén se lo encomendaron a los sacerdotes, por grupos, y a los levitas, por clases, como manda la ley de Moisés. Los deportados celebraron la Pascua el día catorce del mes primero; como los levitas se habían purificado, junto con los sacerdotes, estaban puros e inmolaron la víctima pascual para todos los deportados, para los sacerdotes, sus hermanos, y para ellos mismos.»

Palabra de Dios


Salmo responsorial

Salmo 121,1-2.3-4a.4b-5

R/. Vamos alegres a la casa del Señor

¡Qué alegría cuando me dijeron:
«Vamos a la casa del Señor»!
Ya están pisando nuestros pies
tus umbrales, Jerusalén. R/.

Jerusalén está fundada
como ciudad bien compacta.
Allá suben las tribus,
las tribus del Señor. R/.

Según la costumbre de Israel,
a celebrar el nombre del Señor;
en ella están los tribunales de justicia,
en el palacio de David. R/.


Evangelio

Lectura del santo evangelio según San Lucas (8,19-21)

«En aquel tiempo, vinieron a ver a Jesús su madre y sus hermanos, pero con el gentío no lograban llegar hasta él. Entonces lo avisaron: «Tu madre y tus hermanos están fuera y quieren verte.» Él les contestó: «Mi madre y mis hermanos son éstos: los que escuchan la palabra de Dios y la ponen por obra.»»

Palabra del Señor

Reflexión del evangelio y las lecturas de hoy

Las lecturas y el Evangelio del 26 de septiembre de 2023 nos ofrecen una rica variedad de temas que van desde la obediencia a la palabra de Dios hasta la importancia de la comunidad y la familia espiritual.

La primera lectura del libro de Esdras nos muestra cómo el rey Darío, aunque no es israelita, sigue la voluntad de Dios al permitir y financiar la reconstrucción del templo en Jerusalén. Esto nos recuerda que Dios puede usar a cualquier persona, independientemente de su origen o creencias, para cumplir su voluntad. También destaca la importancia de la comunidad en la realización de la obra de Dios. No es un individuo, sino el «senado de Judá» y los «sacerdotes y levitas» quienes llevan a cabo la tarea de reconstruir el templo y restablecer el culto.

El Salmo 121 nos invita a alegrarnos en nuestra peregrinación hacia la «casa del Señor», que puede interpretarse tanto literal como metafóricamente. Literalmente, nos habla de la alegría de ir al templo, a la iglesia, un lugar donde la comunidad se reúne para adorar a Dios. Metafóricamente, nos recuerda que toda nuestra vida es una peregrinación hacia Dios, y que deberíamos encontrar alegría en cada paso de ese viaje, apoyados por nuestra comunidad de fe.

Finalmente, el Evangelio de Lucas nos desafía a expandir nuestra comprensión de la familia para incluir a todos aquellos que «escuchan la palabra de Dios y la ponen por obra». Jesús redefine la familia no como una unidad definida por lazos de sangre, sino como una comunidad de creyentes unidos por su compromiso común con la palabra de Dios. Esto nos invita a reflexionar sobre cómo estamos viviendo ese compromiso en nuestras propias vidas y cómo estamos apoyando a nuestra «familia» espiritual en su camino de fe.

Las lecturas de hoy nos recuerdan que, al final del día, lo que realmente importa no son nuestros lazos de sangre, sino nuestro compromiso de escuchar y actuar según la palabra de Dios.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 5 de Mayo

Padre Celestial, al recibir la luz de este nuevo día, elevo mi corazón lleno de esperanza y gratitud hacia Ti. En esta mañana, deseo enfocarme en la generosidad, esa virtud …

Oración de la noche del 4 de Mayo

«Señor eterno y misericordioso, al finalizar este día, me inclino ante Ti con un corazón …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 4 de Mayo de 2024

Primera lectura Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (16,1-10) «En aquellos días, Pablo llegó a Derbe y luego a Listra. Había alli un discipulo que se llamaba …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 3 de Mayo de 2024

Lecturas del Santos Felipe y Santiago, apóstoles Primera lectura Lectura de la primera carta del …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *