Evangelio del día – Lecturas de hoy 23 de Octubre de 2023

Primera lectura

Lectura de la carta del apóstol San Pablo a los Romanos (4,20-25)

«Ante la promesa de Dios, Abrahán no fue incrédulo, sino que se hizo fuerte en la fe, dando con ello gloria a Dios, al persuadirse de que Dios es capaz de hacer lo que promete, por lo cual le valió la justificación. Y no sólo por él está escrito: «Le valió», sino también por nosotros, a quienes nos valdrá si creemos en el que resucitó de entre los muertos a nuestro Señor Jesús, que fue entregado por nuestros pecados y resucitado para nuestra justificación.»

Palabra de Dios


Salmo responsorial

Salmo Lc 1,69-70.71-72.73-75

R/. Bendito sea el Señor, Dios de Israel, porque ha visitado a su pueblo

Nos ha suscitado una fuerza de salvación
en la casa de David, su siervo,
según lo había predicho desde antiguo
por boca de sus santos profetas. R/.

Es la salvación que nos libra de nuestros enemigos
y de la mano de todos los que nos odian;
realizando la misericordia que tuvo con nuestros padres,
recordando su santa alianza
y el juramento que juró a nuestro padre Abrahán. R/.

Para concedernos que, libres de temor,
arrancados de la mano de los enemigos,
le sirvamos con santidad y justicia,
en su presencia, todos nuestros días. R/.


Evangelio

Lectura del santo evangelio según San Lucas (12,13-21)

«En aquel tiempo, dijo uno del público a Jesús: «Maestro, dile a mi hermano que reparta conmigo la herencia.» Él le contestó: «Hombre, ¿quién me ha nombrado juez o árbitro entre vosotros?» Y dijo a la gente: «Mirad: guardaos de toda clase de codicia. Pues, aunque uno ande sobrado, su vida no depende de sus bienes.» Y les propuso una parábola: «Un hombre rico tuvo una gran cosecha. Y empezó a echar cálculos: «¿Qué haré? No tengo donde almacenar la cosecha.» Y se dijo: «Haré lo siguiente: derribaré los graneros y construiré otros más grandes, y almacenaré allí todo el grano y el resto de mi cosecha. Y entonces me diré a mí mismo: Hombre, tienes bienes acumulados para muchos años; túmbate, come, bebe y date buena vida.» Pero Dios le dijo: «Necio, esta noche te van a exigir la vida. Lo que has acumulado, ¿de quién será?» Así será el que amasa riquezas para sí y no es rico ante Dios.»»

Palabra del Señor

Reflexión del evangelio y las lecturas de hoy

Queridos Hermanos,

Hoy las lecturas nos dan un toque de atención sobre lo que realmente vale la pena en esta vida. San Pablo nos habla de Abrahán, ese hombre de fe que, aunque no lo tenía todo claro, confió ciegamente en lo que Dios le decía. No se trataba de cuánto tenía en el banco o de cuántas propiedades poseía, sino de cuánto confiaba en la palabra de Dios. Es como un recordatorio para todos nosotros: que nuestra fe tiene que ser de esas que no flaquean, pase lo que pase.

Y luego, en el evangelio, Lucas nos cuenta esa historia del hombre que se creía el más listo porque tenía graneros llenos hasta el tope. Pero, ¿de qué le sirvió todo eso si no tenía a Dios en su corazón? Nos hace pensar, ¿verdad? No se trata de cuánto tenemos, sino de cómo lo usamos y de cómo nos relacionamos con Dios y con los demás.

Amigos, no caigamos en la trampa de pensar que la felicidad está en lo material. Las cosas vienen y van, pero el amor de Dios y las relaciones sinceras perduran. Es fácil dejarse llevar por la corriente del consumismo, por la idea de que necesitamos más y más. Pero, al final del día, ¿qué es lo que realmente nos llena el alma? La respuesta está en la fe, en la comunidad, en el amor al prójimo.

Así que, mientras avanzamos en nuestro camino espiritual, recordemos que lo más valioso no se compra con dinero. Valorar las pequeñas cosas, los momentos compartidos, las risas, las lágrimas, las oraciones… eso es lo que realmente enriquece nuestra vida.

«La verdadera riqueza no se mide por lo que tienes, sino por lo que das. Y lo que damos con amor y fe, vuelve a nosotros multiplicado.» ¡Que esta semana esté llena de bendiciones y generosidad!

Oraciones anteriores

Oración de la noche del 26 de Febrero

«Amado Padre, al cerrar mis ojos en esta noche, vengo a Ti con un corazón agradecido por las bendiciones recibidas a lo largo del día. En este momento de quietud …

Oración de la mañana del 26 de Febrero

«Señor, al amanecer de este nuevo día, el primero de la semana, vengo ante Ti …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 26 de Febrero de 2024

Primera lectura Lectura de la profecía de Daniel (9,4b-10) «¡Ay, mi Señor, Dios grande y terrible, que guarda la alianza y es leal con los que lo aman y cumplen …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 25 de Febrero de 2024

Lecturas del Domingo 2º de Cuaresma – Ciclo B Primera lectura Lectura del libro del …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *