Evangelio del día – Lecturas de hoy 18 de Octubre de 2023

Lecturas de San Lucas, evangelista

Primera lectura

Lectura de la segunda carta del apóstol San Pablo a Timoteo (4,9-17a)

«Dimas me ha dejado, enamorado de este mundo presente, y se ha marchado a Tesalónica; Crescente se ha ido a Galacia; Tito, a Dalmacia; sólo Lucas está conmigo. Coge a Marcos y tráetelo contigo, ayuda bien en la tarea. A Tíquico lo he mandado a Éfeso. El abrigo que me dejé en Troas, en casa de Carpo, tráetelo al venir, y los libros también, sobre todo los de pergamino. Alejandro, el metalúrgico, se ha portado muy mal conmigo; el Señor le pagará lo que ha hecho. Ten cuidado con él también tú, porque se opuso violentamente a mis palabras. La primera vez que me defendí, todos me abandonaron, y nadie me asistió. Que Dios los perdone. Pero el Señor me ayudó y me dio salud para anunciar íntegro el mensaje, de modo que lo oyeran los gentiles.»

Palabra de Dios


Salmo responsorial

Salmo 144,10-11.12-13ab.17-18

R/. Que tus fieles, Señor, proclamen la gloria de tu reinado

Que todas tus criaturas te den gracias, Señor,
que te bendigan tus fieles;
que proclamen la gloria de tu reinado,
que hablen de tus hazañas. R/.

Explicando tus hazañas a los hombres,
la gloria y majestad de tu reinado.
Tu reinado es un reinado perpetuo,
tu gobierno va de edad en edad. R/.

El Señor es justo en todos sus caminos,
es bondadoso en todas sus acciones;
cerca está el Señor de los que lo invocan,
de los que lo invocan sinceramente. R/.


Evangelio

Lectura del santo evangelio según San Lucas  (10,1-9)

«En aquel tiempo, designó el Señor otros setenta y dos y los mandó por delante, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares adonde pensaba ir él. Y les decía: «La mies es abundante y los obreros pocos; rogad, pues, al dueño de la mies que mande obreros a su mies. ¡Poneos en camino! Mirad que os mando como corderos en medio de lobos. No llevéis talega, ni alforja, ni sandalias; y no os detengáis a saludar a nadie por el camino. Cuando entréis en una casa, decid primero: «Paz a esta casa.» Y si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz; si no, volverá a vosotros. Quedaos en la misma casa, comed y bebed de lo que tengan, porque el obrero merece su salario. No andéis cambiando de casa. Si entráis en un pueblo y os reciben bien, comed lo que os pongan, curad a los enfermos que haya, y decid: «Está cerca de vosotros el reino de Dios.»»»

Palabra del Señor

Reflexión del evangelio y las lecturas de hoy

Las lecturas de hoy nos hablan sobre la misión, la perseverancia y la confianza en Dios. San Pablo, en su carta a Timoteo, nos muestra una realidad que muchos misioneros y evangelizadores enfrentan: la soledad y el abandono. A pesar de las adversidades, Pablo se mantiene firme en su misión, confiando en que el Señor lo asistirá y le dará la fuerza necesaria para continuar. Esta confianza en Dios es un recordatorio para todos nosotros de que, incluso en los momentos más difíciles, no estamos solos; Dios está con nosotros.

El salmo 144 nos invita a alabar y agradecer al Señor por sus maravillas. Nos recuerda que Dios es justo, bondadoso y cercano a quienes lo invocan con sinceridad. Es una invitación a confiar en la bondad y misericordia de Dios, sabiendo que Él siempre está dispuesto a escuchar y ayudar a sus hijos.

El evangelio de Lucas nos presenta la misión de los setenta y dos discípulos enviados por Jesús. Esta misión no es fácil; son enviados «como corderos en medio de lobos», lo que implica que enfrentarán desafíos y adversidades. Sin embargo, Jesús les da instrucciones claras: llevar un mensaje de paz, confiar en la providencia de Dios y anunciar la cercanía del Reino de Dios. La misión es clara: evangelizar, curar y anunciar la Buena Nueva.

Estas lecturas nos invitan a reflexionar sobre nuestra propia misión en la vida. Todos estamos llamados a ser misioneros y evangelizadores en nuestro entorno, ya sea en nuestra familia, trabajo o comunidad. A pesar de los desafíos y adversidades, debemos confiar en que Dios nos guiará y nos dará la fuerza necesaria para llevar a cabo nuestra misión. Así como los discípulos fueron enviados a anunciar el Reino de Dios, nosotros también estamos llamados a ser portadores de ese mensaje de amor, paz y esperanza en un mundo que tanto lo necesita.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 3 de Marzo

«Oh Señor, al alba de este 3 de marzo, nos presentamos ante Ti, con almas que anhelan ser llenadas de Tu presencia y sabiduría, para reflexionar sobre un tema que …

Oración de la noche del 2 de Marzo

«Amado Padre Celestial, conforme el sol se pone este 2 de marzo, nos reunimos en …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 2 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura de la profecía de Miqueas (7,14-15.18-20) «Pastorea a tu pueblo, Señor, con tu cayado,al rebaño de tu heredad,que anda solo en la espesura,en medio del bosque;que se …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 1 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura del libro del Génesis (37,3-4.12-13a.17b-28) «Israel amaba a José más que a todos …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *