Evangelio del día – Lecturas de hoy 15 de Noviembre de 2023

Primera lectura

Lectura del libro de la Sabiduría (6,1-11)

«Escuchad, reyes, y entended; aprendedlo, gobernantes del orbe hasta sus confines; prestad atención, los que domináis los pueblos y alardeáis de multitud de súbditos; el poder os viene del Señor, y el mando, del Altísimo: él indagará vuestras obras y explorará vuestras intenciones; siendo ministros de su reino, no gobernasteis rectamente, ni guardasteis la ley, ni procedisteis según la voluntad de Dios. Repentino y estremecedor vendrá sobre vosotros, porque a los encumbrados se les juzga implacablemente. A los más humildes se les compadece y perdona, pero los fuertes sufrirán una fuerte pena; el Dueño de todos no se arredra, no le impone la grandeza: él creó al pobre y al rico y se preocupa por igual de todos, pero a los poderosos les aguarda un control riguroso. Os lo digo a vosotros, soberanos, a ver si aprendéis a ser sabios y no pecáis; los que observan santamente su santa voluntad serán declarados santos; los que se la aprendan encontrarán quien los defienda. Ansiad, pues, mis palabras; anheladlas, y recibiréis instrucción.»

Palabra de Dios


Salmo responsorial

Salmo 81,3-4.6-7

R/. Levántate, oh Dios, y juzga la tierra

«Proteged al desvalido y al huérfano,
haced justicia al humilde y al necesitado,
defended al pobre y al indigente,
sacándolos de las manos del culpable.» R/.

Yo declaro: «Aunque seáis dioses,
e hijos del Altísimo todos,
moriréis como cualquier hombre,
caeréis, príncipes, como uno de tantos.» R/.


Evangelio

Lectura del santo evangelio según San Lucas (17,11-19)

«Yendo Jesús camino de Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea.
Cuando iba a entrar en un pueblo, vinieron a su encuentro diez leprosos, que se pararon a lo lejos y a gritos le decían: «Jesús, maestro, ten compasión de nosotros.»
Al verlos, les dijo: «ld a presentaros a los sacerdotes.»


Y, mientras iban de camino, quedaron limpios. Uno de ellos, viendo que estaba curado, se volvió alabando a Dios a grandes gritos y se echó por tierra a los pies de Jesús, dándole gracias. Éste era un samaritano.


Jesús tomó la palabra y dijo: «¿No han quedado limpios los diez?; los otros nueve, ¿dónde están? ¿No ha vuelto más que este extranjero para dar gloria a Dios?»


Y le dijo: «Levántate, vete; tu fe te ha salvado.»»

Palabra del Señor

Reflexión del evangelio y las lecturas de hoy

Querida comunidad,

Hoy, mientras nos reunimos este 15 de noviembre, quiero compartir con ustedes algo que me ha estado rondando en la mente desde que leí las lecturas de hoy. Son de esas lecturas que te hacen detenerte un momento, pensar y tal vez ver las cosas desde una perspectiva diferente.

La primera lectura de hoy, del libro de la Sabiduría, nos habla directamente a todos, pero especialmente a aquellos que tienen algún tipo de autoridad o poder. Es un recordatorio potente de que el poder y la autoridad son un regalo, pero también una gran responsabilidad. No se trata solo de los grandes líderes del mundo; todos tenemos algún grado de influencia en nuestras propias esferas: en nuestras familias, trabajos, grupos de amigos. ¿Qué estamos haciendo con esa influencia? ¿Estamos ayudando a construir un mundo más justo, más amable, más conforme al corazón de Dios? Este pasaje es como un espejo que nos invita a mirarnos y preguntarnos si estamos viviendo de manera que refleje la justicia y el amor de Dios.

Y luego está el Evangelio, el relato de los diez leprosos. Todos hemos escuchado esta historia muchas veces, pero cada vez que la escucho, me llama la atención algo nuevo. Esta vez, me hizo pensar en cómo a veces damos por sentado las bendiciones en nuestras vidas. Diez hombres fueron sanados, pero solo uno se tomó el tiempo para regresar y dar gracias. Me hace preguntarme: ¿soy yo como ese uno que regresa, o soy uno de los nueve que simplemente sigue adelante? La gratitud no solo cambia nuestra relación con Dios, sino que también cambia la forma en que vemos el mundo y vivimos nuestras vidas.

Así que, amigos, mientras seguimos adelante con nuestra semana, tal vez podríamos intentar ser un poco más como ese samaritano agradecido. Y tal vez podríamos mirar nuestra propia influencia, grande o pequeña, y preguntarnos cómo la estamos usando.

Que Dios nos ayude a vivir con un corazón agradecido y con la sabiduría para usar bien el regalo de nuestra influencia.

«En la gratitud y en el servicio justo, encontramos la verdadera alegría de vivir».

Que Dios los bendiga hoy y siempre.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 5 de Mayo

Padre Celestial, al recibir la luz de este nuevo día, elevo mi corazón lleno de esperanza y gratitud hacia Ti. En esta mañana, deseo enfocarme en la generosidad, esa virtud …

Oración de la noche del 4 de Mayo

«Señor eterno y misericordioso, al finalizar este día, me inclino ante Ti con un corazón …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 4 de Mayo de 2024

Primera lectura Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (16,1-10) «En aquellos días, Pablo llegó a Derbe y luego a Listra. Había alli un discipulo que se llamaba …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 3 de Mayo de 2024

Lecturas del Santos Felipe y Santiago, apóstoles Primera lectura Lectura de la primera carta del …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *