Evangelio del día – Lecturas de hoy 12 de Noviembre de 2023

Lecturas del Domingo 32º del Tiempo Ordinario – Ciclo A

Primera lectura

Lectura del libro de la Sabiduría (6,12-16)

«La sabiduría es radiante e inmarcesible, la ven fácilmente los que la aman, y la encuentran los que la buscan; ella misma se da a conocer a los que la desean. Quien madruga por ella no se cansa: la encuentra sentada a la puerta. Meditar en ella es prudencia consumada, el que vela por ella pronto se ve libre de preocupaciones; ella misma va de un lado a otro buscando a los que la merecen; los aborda benigna por los caminos y les sale al paso en cada pensamiento.»

Palabra de Dios


Salmo responsorial

Salmo 62,2.3-4.5-6.7-8

R/. Mi alma está sedienta de ti, Señor, Dios mío

Oh Dios, tú eres mi Dios, por ti madrugo,
mi alma está sedienta de ti;
mi carne tiene ansía de ti,
como tierra reseca, agostada, sin agua. R/.

¡Cómo te contemplaba en el santuario
viendo tu fuerza y tu gloria!
Tu gracia vale más que la vida,
te alabarán mis labios. R/.

Toda mi vida te bendeciré
y alzaré las manos invocándote.
Me saciaré como de enjundia y de manteca,
y mis labios te alabarán jubilosos. R/.

En el lecho me acuerdo de ti
y velando medito en ti,
porque fuiste mi auxilio,
y a la sombra de tus alas
canto con júbilo. R/.


Segunda lectura

Lectura de la primera carta del apóstol San Pablo a los Tesalonicenses (4,13-17)

«No queremos que ignoréis la suerte de los difuntos para que no os aflijáis como los hombres sin esperanza. Pues si creemos que Jesús ha muerto y resucitado, del mismo modo, a los que han muerto, Dios, por medio de Jesús, los llevará con él. Esto es lo que os decimos como palabra del Señor: Nosotros, los que vivimos y quedamos para cuando venga el Señor, no aventajaremos a los difuntos. Pues él mismo, el Señor, cuando se dé la orden, a la voz del arcángel y al son de la trompeta divina, descenderá del cielo, y los muertos en Cristo resucitarán en primer lugar. Después nosotros, los que aún vivimos, seremos arrebatados con ellos en la nube, al encuentro del Señor, en el aire. Y así estaremos siempre con el Señor. Consolaos, pues, mutuamente con estas palabras.»

Palabra de Dios


Evangelio

Lectura del santo evangelio según San Mateo (25,1-13)

«En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: «Se parecerá el reino de los cielos a diez doncellas que tomaron sus lámparas y salieron a esperar al esposo. Cinco de ellas eran necias y cinco eran sensatas. Las necias, al tomar las lámparas, se dejaron el aceite; en cambio, las sensatas se llevaron alcuzas de aceite con las lámparas. El esposo tardaba, les entró sueño a todas y se durmieron. A medianoche se oyó una voz: «¡Que llega el esposo, salid a recibirlo!» Entonces se despertaron todas aquellas doncellas y se pusieron a preparar sus lámparas. Y las necias dijeron a las sensatas: «Dadnos un poco de vuestro aceite, que se nos apagan las lámparas.» Pero las sensatas contestaron: «Por si acaso no hay bastante para vosotras y nosotras, mejor es que vayáis a la tienda y os lo compréis.» Mientras iban a comprarlo, llegó el esposo, y las que estaban preparadas entraron con él al banquete de bodas, y se cerró la puerta. Más tarde llegaron también las otras doncellas, diciendo: «Señor, señor, ábrenos.» Pero él respondió: «Os lo aseguro: no os conozco.» Por tanto, velad, porque no sabéis el día ni la hora.»»

Palabra del Señor

Reflexión del evangelio y las lecturas de hoy

Mis queridos hermanos y hermanas en Cristo,

Hoy nos reunimos en este día bendecido, el 12 de noviembre, y la Palabra de Dios nos trae mensajes que, creo, tocan muy de cerca nuestras vidas cotidianas. Las lecturas de hoy son como faros de luz en nuestro caminar, mostrándonos el camino en medio de las sombras de la vida diaria.

Empecemos con la primera lectura, del libro de la Sabiduría (6,12-16). ¿Han sentido alguna vez esa sed de algo más profundo, de algo que realmente dé sentido a sus días? La sabiduría de la que nos habla la Escritura no es solo conocimiento o información, es algo más vivo, más vibrante. Es esa sabiduría que nos ayuda a tomar las decisiones correctas, a ser más compasivos, a entender mejor el mundo y nuestro lugar en él. Es como esa amiga que siempre está ahí, esperando que le hablemos, dispuesta a guiarnos. Nos invita a abrirla puerta de nuestro corazón y dejarla entrar.

La segunda lectura nos habla de la esperanza. En nuestro mundo, con tantas noticias que nos inquietan, con tantos desafíos personales y globales, la esperanza puede parecer una luz lejana. Pero San Pablo nos recuerda algo hermoso: nuestra esperanza no se basa en las circunstancias, sino en algo mucho más firme y seguro: el amor y la promesa de Cristo. No importa lo que esté pasando a nuestro alrededor; nuestra esperanza está anclada en algo eterno.

Y el Evangelio, oh, el hermoso Evangelio de hoy, según San Mateo (25, 1-13), nos cuenta la parábola de las diez vírgenes. Jesús nos habla de estar preparados, de vivir con la lámpara de nuestra fe siempre encendida. ¿No es cierto que a veces nos descuidamos? Nos perdemos en el día a día, en las preocupaciones y los afanes, y olvidamos lo esencial: estar listos para el encuentro con Dios, en cualquier momento. Esta parábola es una llamada de atención amorosa, recordándonos que no se trata solo de grandes actos, sino de esa constante vigilancia del corazón, esa constante disposición a encontrarnos con Dios.

Entonces, hoy, mientras reflexionamos sobre estas lecturas, les invito a pensar: ¿Cómo estamos viviendo esa sabiduría en nuestra vida diaria? ¿Cómo estamos anclando nuestra esperanza en la promesa eterna de Cristo? Y, ¿cómo nos estamos preparando, día a día, para ese encuentro inesperado con Dios?

Que estas reflexiones nos acompañen en la semana que comienza, que nos inspiren a vivir con más profundidad, con más amor, y con los ojos siempre fijos en esa luz que nunca se apaga.

Que Dios los bendiga abundantemente, hoy y siempre.

Amén.

Oraciones anteriores

Oración de la mañana del 3 de Marzo

«Oh Señor, al alba de este 3 de marzo, nos presentamos ante Ti, con almas que anhelan ser llenadas de Tu presencia y sabiduría, para reflexionar sobre un tema que …

Oración de la noche del 2 de Marzo

«Amado Padre Celestial, conforme el sol se pone este 2 de marzo, nos reunimos en …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 2 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura de la profecía de Miqueas (7,14-15.18-20) «Pastorea a tu pueblo, Señor, con tu cayado,al rebaño de tu heredad,que anda solo en la espesura,en medio del bosque;que se …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 1 de Marzo de 2024

Primera lectura Lectura del libro del Génesis (37,3-4.12-13a.17b-28) «Israel amaba a José más que a todos …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *