Evangelio del día – Lecturas de hoy 12 de Diciembre de 2023

Primera lectura

Lectura del libro de Isaías (40,1-11)

««Consolad, consolad a mi pueblo
—dice vuestro Dios—;
hablad al corazón de Jerusalén,
gritadle,
que se ha cumplido su servicio,
y está pagado su crimen,
pues de la mano del Señor ha recibido
doble paga por sus pecados».
Una voz grita:
«En el desierto preparadle
un camino al Señor;
allanad en la estepa
una calzada para nuestro Dios;
que los valles se levanten,
que montes y colinas se abajen,
que lo torcido se enderece
y lo escabroso se iguale.
Se revelará la gloria del Señor,
y verán todos juntos
—ha hablado la boca del Señor—».
Dice una voz: «Grita».
Respondo: «¿Qué debo gritar?».
«Toda carne es hierba
y su belleza como flor campestre:
se agosta la hierba, se marchita la flor,
cuando el aliento del Señor
sopla sobre ellos;
sí, la hierba es el pueblo;
se agosta la hierba, se marchita la flor,
pero la palabra de nuestro Dios
permanece por siempre».
Súbete a un monte elevado,
heraldo de Sión;
alza fuerte la voz,
heraldo de Jerusalén;
álzala, no temas,
di a las ciudades de Judá:
«Aquí está vuestro Dios.
Mirad, el Señor Dios llega con poder
y con su brazo manda.
Mirad, viene con él su salario
y su recompensa lo precede.
Como un pastor que apacienta el rebaño,
reúne con su brazo los corderos
y los lleva sobre el pecho;
cuida él mismo a las ovejas que crían».»

Palabra de Dios


Salmo responsorial

Salmo 95,1-2.3.10ac.11-12.13-14

R/. Aquí está nuestro Dios, que llega con poder.

V/. Cantad al Señor un cántico nuevo,
cantad al Señor, toda la tierra;
cantad al Señor, bendecid su nombre,
proclamad día tras día su victoria. R/.

V/. Contad a los pueblos su gloria,
sus maravillas a todas las naciones.
Decid a los pueblos: «El Señor es rey,
él gobierna a los pueblos rectamente». R/.

V/. Alégrese el cielo, goce la tierra,
retumbe el mar y cuanto lo llena;
vitoreen los campos y cuanto hay en ellos,
aclamen los árboles del bosque. R/.

V/. Delante del Señor, que ya llega,
ya llega a regir la tierra:
regirá el orbe con justicia
y los pueblos con fidelidad. R/.


Evangelio

Lectura del santo evangelio según San Mateo (18,12-14)

«En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«¿Qué os parece? Suponed que un hombre tiene cien ovejas: si una se le pierde, ¿no deja las noventa y nueve en el monte y va en busca de la perdida? Y si la encuentra, en verdad os digo que se alegra más por ella que por las noventa y nueve que no se habían extraviado.


Igualmente, no es voluntad de vuestro Padre que está en el cielo que se pierda ni uno de estos pequeños».»

Palabra del Señor

Reflexión del evangelio y las lecturas de hoy

Buenos días a todos. Es un placer reunirnos una vez más para reflexionar sobre las palabras que Dios nos regala en las lecturas de hoy.

Hablando sobre la primera lectura de Isaías. ¿No les parece increíble cómo las palabras de los profetas antiguos aún resuenan hoy? Isaías nos habla de consuelo, de preparar el camino para el Señor. Es como si nos estuviera diciendo: «Aun en medio de tus luchas, hay esperanza, hay una luz». Y esto me hace pensar, ¿cuántas veces en nuestras vidas hemos necesitado escuchar esas palabras de aliento?

Ahora, piensen en el salmo de hoy. Los salmos son como esos viejos himnos que cantábamos de niños, ¿recuerdan? Este salmo nos invita a cantar, a proclamar la grandeza de Dios. Es como una invitación a mirar a nuestro alrededor y ver las maravillas de la creación, y luego, simplemente, agradecer. En mi vida, a veces me detengo y pienso en lo afortunados que somos por todas estas bendiciones. ¿Les sucede lo mismo?

Y el evangelio, la parábola de la oveja perdida, es una de mis favoritas. Jesús nos muestra cuánto nos ama Dios. Cada uno de nosotros es como esa oveja perdida, y Dios no duda en buscarnos. Es una imagen tan poderosa, ¿no les parece? Me hace reflexionar sobre cómo nosotros, a nuestra manera, podemos buscar a aquellos que están perdidos o necesitados a nuestro alrededor. ¿Alguna vez han tenido una experiencia así, donde han sentido que eran esa oveja o el pastor que busca?

Estas lecturas juntas nos hablan de consuelo, alabanza y amor incondicional. Son como diferentes hilos que, al tejerlos juntos, nos muestran el hermoso tapiz del amor de Dios. Al reflexionar sobre ellas, pensemos en cómo podemos llevar estos mensajes a nuestra vida cotidiana, siendo una fuente de consuelo, alegría y amor para los demás.

Espero que estas reflexiones nos ayuden a profundizar en nuestra fe y nos inspiren a vivir de una manera que refleje el amor y la misericordia de Dios. Que estas palabras nos acompañen y nos guíen en nuestro camino.

Amen.

Oraciones anteriores

Oración de la noche del 26 de Febrero

«Amado Padre, al cerrar mis ojos en esta noche, vengo a Ti con un corazón agradecido por las bendiciones recibidas a lo largo del día. En este momento de quietud …

Oración de la mañana del 26 de Febrero

«Señor, al amanecer de este nuevo día, el primero de la semana, vengo ante Ti …

Evangelios anteriores

Evangelio del día - Lecturas litúrgicas | tusoraciones.org

Evangelio del día – Lecturas de hoy 26 de Febrero de 2024

Primera lectura Lectura de la profecía de Daniel (9,4b-10) «¡Ay, mi Señor, Dios grande y terrible, que guarda la alianza y es leal con los que lo aman y cumplen …

Evangelio del día – Lecturas de hoy 25 de Febrero de 2024

Lecturas del Domingo 2º de Cuaresma – Ciclo B Primera lectura Lectura del libro del …

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *